Harpidetu zaitez Telegrameko gure Berrien Kanalera / Suscribete a nuestro Canal de Noticias de Telegram

Telegramarekin hobeto moldatzen zaren hoietakoa bazara, jakinarazten dizuegu gure berrien kanala ireki dugula / Si eres de esa gente que se arregla mejor en Telegram, os anunciamos que hemos abierto nuestro canal de noticias.

Euskal Herria-Donbass Komitea
25 members
Canal de noticias sobre el Donbass

https://t.me/ehdonbass

 

Detenciones, asesinatos y deportaciones, ¿por qué es peligroso ser periodista en Ucrania?

1078786662

Sputnik News

El Servicio de Seguridad de Ucrania llevó a cabo un registro en la sede de la corresponsalía de RIA Novosti Ukraina en Kiev y en las casas de los representantes de la agencia. Antón Lisitsin, columnista de Sputnik, cuenta cómo la persecución de los periodistas por parte de las autoridades ucranianas se ha convertido en algo común en este país.

El jefe del portal RIA Novosti Ukraina, Kiril Vishinski, acusado de alta traición y de haber apoyado a las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk (RPD y RPL), fue arrestado el 15 de mayo por el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, por sus siglas en ucraniano).

Además, fueron registrados los domicilios de la corresponsal de RIA Novosti Ukraina, Liudmila Lisenko, y del responsable de la delegación de la agencia en este país, Andréi Borodín.

Mientras tanto, no es el primer caso de persecución a los medios en Ucrania. Antón Lisitsin ha reunido información acerca de varios periodistas afectados por las represiones en Ucrania.

Vasili Muravitski

Detenido en agosto de 2017 por el SBU en el hospital ante los ojos de su esposa que estaba amamantando a su hijo. El periodista fue acusado de “alta traición” por “publicar sus artículos en seis sitios web administrados desde Rusia”. En el SBU afirmaron que Muravitski “preparaba y difundía materiales antiucranianos”.

Dmitri Vasilets y Evgueni Timonin

En septiembre de 2017, el tribunal los sentenció a nueve años de prisión. Timonin y Vasilets fueron detenidos por cargos de separatismo en 2015. Como evidencia, se mencionó que ambos promovían un canal de YouTube que se podía ver en el territorio de las autoproclamadas repúblicas de Donbás.

En febrero de 2018, después de la apelación, el tribunal de Kiev anuló el veredicto de culpabilidad y ordenó cambiar la medida por el arresto domiciliario.

Ígor Guzhva

El editor principal del medio Strana.ua se vio obligado a abandonar Ucrania en febrero de 2018 y buscar asilo político en Austria. Guzhva criticó al Gobierno que llegó al poder tras los acontecimientos en Maidán.

“En Ucrania no puedo contar con la justicia, con la defensa de mis derechos y libertades ni con la protección de mi vida”, lamentó Guzhva.

Alexandr Medinski

A finales de 2017, los nacionalistas ucranianos secuestraron y torturaron al periodista independiente y pacifista ucraniano Alexandr Medinski, quien entrevistó al activista anti-Maidán Denís Lotov y uno de los comandantes de la milicia de la autoproclamada República Popular de Donetsk Ajra Advizba. El periodista tuvo que solicitar asilo político en la Unión Europea.

Ruslán Kotsaba

Ecologista de profesión que votó en las elecciones presidenciales de 2014 por Petró Poroshenko. Después de que Kiev lanzara la llamada operación antiterrorista en Donbás, Kotsaba fue allí a cubrir los combates. En 2015, publicó un vídeomensaje con el título ‘Me opongo a la movilización’, en el que llamaba a boicotear la movilización militar en Ucrania, convocada en relación al conflicto armado en Donbás, al cual calificó de “asesinato deliberado de los compatriotas que viven en el este”. Kotsaba fue acusado de “alta traición” y “obstrucción de las actividades legales de las fuerzas armadas”.

Vitali Didenko y Elena Glischínskaya

La directora de la compañía de televisión Novaya Volna, Elena Glischínskaya, fue detenida en abril de 2015, acusada de “separatismo y alta traición”. Didenko, por su parte, trabajaba como jefe de redacción del sitio web Infotsentr. En 2016 Kiev los liberó y los envió a Rusia.

Oles Buzina

El famoso periodista ucraniano Oles Buzina, quien escribía para el portal ria.ru, murió tiroteado en las inmediaciones de su domicilio en Kiev en abril de 2015. La investigación parecía haber sido montada.

El representante de los intereses de Buzina, Renat Kuzmín, comentó al respecto: “No me hago ilusiones sobre la limpieza de las acciones de la Fiscalía General de Ucrania”.

Pável Sheremet

El 20 de julio el periodista ucraniano-ruso Sheremet perdió la vida en Kiev a pocos metros de su vivienda, al estallar una bomba instalada en su vehículo. La versión principal sobre su asesinato es la venganza relacionada con su actividad profesional.

La ciudadanía extranjera no ayuda

Kiev tampoco hace concesiones a los periodistas extranjeros. En 2014, el reportero italiano Andrea Rocchelli y su asistente Andréi Mirónov, así como los periodistas de la televisión rusa VGTRK, Ígor Korneliuk y Antón Voloshin, fallecieron en Donbás. El fotógrafo de la agencia Rossiya Segodnya Andréi Stenin fue asesinado cerca en la región de Donetsk.

Los empleados de los medios que trabajaban fuera de la zona de combate fueron constantemente perseguidos. En marzo de 2018 deportaron a la periodista del canal de televisión Rossiya 24, Natalia Goncharova; en noviembre de 2017, a un periodista georgiano, Tamaz Shavshishvili. En agosto de 2017, el Servicio de Seguridad deportó a Ana Kurbátova, empleada de la cadena televisiva rusa Perviy Kanal. El mismo mes, Ucrania deportó a los periodistas españoles Antonio Pampliega y Manuel Ángel Sastre.

Y la lista sigue, concluye Antón Lisitsin.

 

Inperialismoaren zuriketa

skripal-rusia-kolE--620x349@abc

Asier Blas (ARGIA Astekaria)

Mendebaldeak burutzen dituen esku-hartze inperialistak justifikatzeko edota erasotuari babesa ez emateko diskurtsoaren lerroetako bat, gatazken konplexutasuna azpimarratzea eta inperioen arteko talkaz hitz egitea da. Errusia inperialista omen da. Akusazio hori Latinoamerikako eskumak egiten duena bezalakoa da, esanez kubatar inperialismoa dagoela kontinente amerikarrean. Noski, propaganda baino ez da. Kontua da Latinoamerikan gaztelaniaz hitz egiten denez, Mendebaldeko ezker hegemonikoak ezin izan duela ezker eraldatzaile latinoamerikarraren kontrako diskurtsoa elikatu. Ekialde Hurbilean, berriz, herrialde sozialista ohietan, Asian edo Afrikan erraz asko defenda daiteke mezu Mendebaldar zalea. Gutxik ezagutzen dituzten hizkuntzak hitz egiten dituzte eta orain gutxira arte ingelesez edo gaztelaniaz gertakarien bertsio alternatiboak izatea ia ezinezkoa zen. Harresi linguistikoa profitatuz Mendebaldeko sektore progresista askok beraien herrialde inperialisten interesak defendatzen dituzte erasotzaileak eta erasotuak parekatuz.

XIX. mende amaierako eta XX. mende hasierako Inperialismoa azaltzeko lanik erabilienetakoa da Leninen (1916) Inperialismoa, kapitalismoaren fase gorena. Liburu horretan, John A. Hobsonen lanek eraginda, inperialismoa kapitalismoaren ondorio saihestezina bezala aurkezten da, sistema ekonomiko kapitalistaren garapen logikoa eta jarraipenerako tresna bezala. Fase horretan konkurrentzia askea desagertzen da monopolio kapitalisten nagusiarengatik, enpresa eta banku gutxi batzuetan kontzentratzen da kapitala eta aldi berean aberastasun finantzarioak, paperezkoak, tamaina handia hartzen du ondasun erreal nahikorik gabe justifikatzeko bere existentzia.

Leninen aburuz, Inperialismo modernoak bost oinarrizko ezaugarri izango lituzke: a) produkzioaren eta kapitalaren kontzentrazioak bizitza ekonomikoa kontrolatuko duten monopolioak sortzen ditu; b) banketxeetako kapitalaren fusioa industrialarekin eta kapital horretan oinarrituz oligarkia finantzarioaren sorrera; c) ondasunen esportazioa ez bezala, kapitalaren esportazioak garrantzi handia hartzen du; d) mundua beraien artean banatzen duten kapitalisten nazioarteko elkarte monopolisten sorrera; e) munduko lurraldeen banaketa potentzia kapitalista garrantzitsuenen artean gauzatzen da lehengaiak, lan indarrak eta merkatuak lortzeko.

 

Bost ezaugarrietatik bat bera ere ez du betetzen Errusiak, justu kontrakoa, bere ekonomiak lehengaien dependentzia handia du. Halere, azken urteetan subiranoa izateko asmo irmoa azaldu du. Errusia munduan zorpetze tasa baxuenetako bat duen herrialdea da (ez du Mendebaldeko kapitala inportatzen); 2001ean banku publikoen kuota %35,9 zen eta %60ra igo zen 2015ean; eta estatuaren partaidetza ekonomian %35etik %50-70era (neurketa irizpideen arabera aldatzen da) pasa da Putinen garaian.

Bestalde, gure egunerokotasunean Errusia zenbat dago presente? Zenbat produktu erosten diegu? Errusiar bankuek gure ekonomia kontrolatzen dute? Federazio eurasiarrak Munduko BPGren %2 baino ez du ordezkatzen, gutxi-asko dagokiona populazioagatik. Errusiar jaiak noiz diren badakigu? Akaso Halloween, Santa Claus eta Esker On Eguna errusiarrak dira? Errusiar militarrak ditugu ateetan? Orduan zergatik estigmatizatu nahi da Errusia? Hain zuzen ere, Leninek zehazten dituen bost ezaugarri horiek dituzten herrialdeei aurre egiten dielako, bere interes nazionalaren defentsan bai, baina aurre egiten die, besteak beste, inperialismoaren esanetara jarri nahi ez diren bere herrialde aliatuei lagunduz, gaur Siria. Latinoamerikako ezkerrak garbi du, Putin ez da izango aurrerakoia, baina bai inperialismoaren aurrean aliatua eta horrela ikusten dute Evo Moralesek, Rafael Correak, José Mujicak, Luiz Inácio Lula da Silvak edo Cristina Fernández de Kirchnerrek.

 

 

 

Las mil caras del fascismo

IMG_20180510_104200_024.jpg

Artículo de colaboración para Borroka Garaia da!. Autoras: Ester Muñoz, Shaila Fernández, militantes de Askapena

En las primeras horas del día 9 de mayo de 1945, horario de Moscú,  el Mariscal alemán Wilhemn Keitel presentó la capitulación definitiva al Mariscal soviético Georgi Zhúkov en el cuartel general del ejército soviético en Berlín, con esta rendición la Unión Soviética y los Aliados ganaban la guerra sobre la Alemania Nazi, este día es conocido en parte del territorio europeo como ‘Día de la Victoria’. Solo cinco años después, el 9 de mayo de 1950 el ministro de asuntos exteriores francés Robert Schuman, da nombre a una declaración por la que se propone que la entonces República Federal Alemana y Francia se sometan a una administración conjunta. Esta declaración configura la primera comunidad económica europea cuyo aniversario comienza a ser celebrado a partir de 1985 en la Cumbre de Milán y es conocido como el ‘Día de Europa’.

La victoria sobre la Alemania Nazi no solo implicó la polarización del mundo y el inicio de la configuración de la hegemonía estadounidense frente a una Europa mermada, deshecha y traumatizada por la guerra, si no la esperanza colectiva de haber hecho frente a una de las mayores amenazas que han asolado el mundo contemporáneo: El Fascismo. La izquierda estaba colmada de referentes que habían consumado victorias y su fortaleza era incuestionable y, además, el bloque socialista se configuraba como un paraguas que daba cobertura a multitud de procesos de liberación social y nacional. El hecho de que exactamente 5 años después de la guerra naciera el primer embrión de lo que hoy conocemos como la Unión Europea, más allá de una casualidad poética, es una intencionada maniobra para, por un lado, blindar los intereses de las burguesías y restaurar los procesos de acumulación capitalista afectados por la guerra y, por otro, garantizar los intereses de los EE.UU en la región frente a la influencia soviética. Detrás del plan Marshall y la configuración de la OTAN los EE.UU garantizaban apuntalar política, económica y militarmente el Anticomunismo, pero sin pasarse, ya que el capitalismo de Estado o Estado de Bienestar era el modelo que mejor garantizaba el consenso entre la clase trabajadora permitiendo apuntalar la hegemonía de las clases dominantes sin confrontar en exceso con un pueblo influido por el bloque del este.

Tras el desmantelamiento de la URSS, el Estado de Bienestar perdió su sentido original, y las medidas neoliberales articuladas en el Tratado de Maastricht no tardaron en llegar. La falta de un referente contrahegemónico dejó a la izquierda a merced de la coerción y la represión en un mundo monopolar. Desde este momento hasta nuestros días la Unión Europea ha seguido funcionado bajo la lógica de la acumulación (aumento de la tasa de ganancia de los grandes lobbies financieros a través de la deslocalización y de la precarización del empleo o, en su correlato burgués, a través de la movilidad social y la flexibilidad laboral). Esta construcción de hegemonía se mantiene a través de medidas socioeconómicas y medidas represivas y a través de mecanismos ideológicos. Uno de ellos, olvidar el 9 de mayo como el día de la Victoria Antifascista y reivindicarlo como Día de la Integración Europea. Este año, como en años anteriores, la UE se nos presentará por aquellos quienes la defienden como la última defensa en contra de la ultraderecha.

Sin embargo, desde sus comienzos, la UE se configura como una institución para apartar las decisiones sobre la política económica del control de los pueblos que la componen. Esta tendencia se ha agudizado a partir de la crisis capitalista del 2007 con la imposición, por parte de la Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), de planes de ajuste estructural (privatizaciones, recortes, etc) a las clases trabajadoras de los Estados que se endeudaron para salvaguardar los intereses de las empresas privadas. Un caso paradigmático es el de Grecia que, en la actualidad, ha perdido totalmente su soberanía y se ha convertido en una colonia de las élites capitalistas europeas.

Y, mientras se aparta el control de las políticas económicas de los pueblos y las clases trabajadoras, se refuerza el papel del Estado como garante del orden administrativo, político y social que permite la implementación del proyecto del capital europeo. Esto ha supuesto un aumento de medidas represivas justificadas con el relato de la necesidad de la aplicación de las políticas neoliberales y el mantenimiento del orden social, así como mediante el recurso a la amenaza terrorista como justificación para la implementación de medidas de control social que, en la práctica, se están utilizando para reprimir a cualquier tipo de oposición. Por otra parte, la gestión criminal de la llamada “crisis de refugiados” y las políticas de externalización y cierre de fronteras, así como de persecución a quienes tratan de rescatar a aquellas personas que huyen de conflictos en los que los propios países miembros de la UE intervienen, ya sea directamente o mediante el apoyo y venta de armas a países como Turquía o Arabia Saudí, es otra cara del carácter profundamente racista e inhumano de la UE.

Sin embargo, durante décadas, el carácter antidemocrático y neoliberal de la UE se supo mantener oculto a gran parte de la opinión pública europea que vivía cómoda bajo el sueño de un Estado del Bienestar que parecía durar para siempre y ajena a las políticas de ajuste estructural y los acuerdos económicos injustos que aquella institución imponía a terceros países. No es hasta que los efectos de las políticas neoliberales de la UE empiezan a extenderse de forma masiva con el comienzo de la crisis de 2007 , principalmente en los países de la periferia, aunque con recortes en derechos de las clases trabajadoras también en países como Alemania, cuando se empieza a cuestionar esta construcción de la hegemonía. Esta resistencia se da principalmente por las clases trabajadoras con movilizaciones de “indignados” y huelgas en contra de los recortes de derechos socioeconomicos y de reformas laborales contrarias a los derechos laborales.
No obstante, esta respuesta también se ha dado por una parte de la burguesía que se ve perjudicada por esta nueva configuración de la UE y que propone un nuevo proteccionismo económico vinculado a un programa euroescéptico y profundamente xenófobo. Este hecho ha sido acompañado por el avance en diferentes contiendas electorales de formaciones políticas de extrema derecha con un programa xenóbofo, islamófobo y, en algunos casos antisemita, que, sin embargo reniegan en su discurso público de las ideas y estéticas fascistas o nazis presentándose como fuerzas de centro-derecha. Estas fuerzas comparten propuestas como la salida de la UE o de alguna de sus políticas (moneda única o la política migratoria), el refuerzo de las políticas de prohibición de entrada y persecución a personas refugiadas o migrantes y su auto-consideración como como salvaguarda de los intereses de la clase trabajadora y sus supuestos valores. Partidos como el Frente Nacional (Francia), el Partido Liberal de Austria o los Demócratas Suecos, situados como tercera fuerza política en en sus respectivos países; el Partido Popular Danés (Dinamarca), segunda fuerza en las elecciones generales de 2015; o el Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP), que lideró la campaña por el Brexit, son algunos ejemplos de esta tendencia. A esta lista se añaden aquellas formaciones políticas abiertamente nazis como es el caso de Amanecer Dorado en Grecia.

Por otra parte, en los últimos años también se ha dado un aumento de la presencia de movimientos de corte fascista en las calles que han protagonizado ataques a centros y campos de personas refugiadas, asesinatos y agresiones violentas en contra de personas racializadas o de diferente cultura o religión así como agresiones y acoso a organizaciones y movimientos progresistas. Al igual que sus homólogos electorales, alguno de estos movimientos se preocupan por presentar una imagen renovada, reniegan públicamente de su pertenencia a movimientos neonazis o fascistas y se suelen describir como apolíticos. Su programa está centrado en el patriotismo social, solidaridad de clase sólo para los nacionales de los países en los que se encuentran, y la crítica al capitalismo neoliberal y la UE. Desde sus comienzos en el sindicalismo social con el establecimiento de bancos de alimentos sólo para nacionales, ocupaciones de centros sociales o su presencia en manifestaciones y protestas socioeconómicas, han ido creciendo hacia ámbitos como el sindicalismo obrero, en el caso del Hogar Social Madrid (Castilla) y la reciente fundación de su sindicato Acción Social de los Trabajadores para “defender los intereses del trabajador español”, o incluso a la política electoral como el movimiento Casa Pound (Italia). En este grupo también podemos incluir a los “hipster nazis” de Generación Identitaria, organización que se dedica a hacer acciones propagandísticas para forzar a las instituciones de la UE a reforzar, aún más, la política de cierre de fronteras. Sus pomposas acciones mediáticas son directamente proporcionales a sus monumentales ridículos como cuando alquilaron un barco el verano pasado para tratar de impedir que las organizaciones de rescate a inmigrantes pudieran realizar su trabajo en el Mediterráneo y acabaron siendo arrestados bajo sospecha de tráfico de personas al llevar a bordo a cinco personas de Sri Lanka que aseguraron haber pagado para viajar a Italia. Sin embargo, no tienen de qué preocuparse puesto que la UE, con una imagen más lavada que sus caras de no haber roto nunca un plato, ya se encarga de implementar dichas políticas.

Estos grupos, aparte de la violencia que ejercen contra sus víctimas, tienen como uno de sus efectos la invisibilización y acoso a aquellos proyectos que están dando respuesta a las necesidades de la clase trabajadora desde una perspectiva progresista. Y es que es curioso, como a pesar de su discurso victimista, esta no-tan-nueva ultraderecha goza de la complicidad mediática y una gran impunidad por sus actos xenófobos tanto desde las instituciones como en las calles. Curiosos rebeldes que cuentan con el apoyo de quienes siempre han defendido al gran capital. Aquí, de nuevo, ambas caras del fascismo coinciden.

Y es que, el fascismo, aunque se presente con un discurso que apela a las necesidades de la clase trabajadora, históricamente ha constituido un tipo de poder del que hace uso el capital cuando su hegemonía se ve cuestionada. Así tenemos el ejemplo de la Alemania Nazi o las dictaduras en el Cono Sur Latinoamericano o la promoción y entrenamiento de los talibanes para hacer frente a la influencia de la Unión Soviética en. Ya sea en manos del capital transnacional que apuesta por la liberalización de las economías o del capital vinculado a la economía nacional que propone un nuevo proteccionismo, las trabajadoras y trabajadores no tienen nada que ganar.

No nos dejemos engañar por su juego del poli bueno y poli malo. Ni fascismo liberal disfrazado de democracia ni fascismo nacional socialista bien vestido y disfrazado de solidaridad obrera. Ante eso, recuperemos la mejor tradición de lucha por nuestros derechos, por los derechos de la clase obrera, de los pueblos que luchan por su liberación, de las mujeres. La mejor tradición de apoyo mutuo y solidaridad internacionalista. Con propuestas claras, que defiendan hoy y ahora a las capas de la población más afectada por este sistema capitalista neoliberal, desde las trincheras de las necesidades de la vida cotidiana, y contra una UE profundamente antidemocrática y represiva. Una UE, que, sin embargo, se sigue defendiendo, por aquellos quienes la respaldan, como el muro de contención de la extrema derecha mientras aplica, institucionaliza y legitima su mismo programa, por un lado, y persigue y criminaliza la resistencia de corte progresista. No sabemos si la Unión Europea quiere blanquear el fascismo, pero lo que está claro es que quiere imponernos un fascismo blanqueado, de mil caras, irreconocible, casi hasta con pinta de demócrata.

Comunicado de la Banda Bassotti desde Lugansk – Mayo 2018

Ya estamos de nuevo aquí. Este es nuestro cuarto viaje al Donbass con la Caravana Antifascista.

Este año, cuando comenzábamos a organizar la Caravana, hemos decidido apoyar al futuro de Donbass. Por ello hemos llamado a esta Caravana “DETI DONBASSA” (NIÑOS DE DONBASS), para apoyar económicamente a dos orfanatos. Uno, en la República Popular de Lugansk y el otro en la República Popular de Donetsk.

El futuro son los niños. Su educación y su crecimiento serán la semilla para un Donbass libre y Antifascista. De ésto, estamos seguros.

Al mes del inicio de la Campaña DETI DONBASSA, nos solicitaron ayuda para apoyar también a un orfanato de la ciudad de Alchevsk. Este es un lugar muy especial para nosotros, ocupando un trozo de nuestro corazón. En Alchevsk, con la segunda Caravana conocimos al Comandante Mozgovoy y a la Prizrak… Decidimos que teníamos que ayudar.

Después de otro mes contactaron con nosotros antifascistas de Makeevka, para que les ayudáramos también al Centro de Pioneros de ese lugar, ¿y cómo decir que no?

Para nosotros, esta es la esencia del Comunismo, palabra que deriva del latín Comune.

Así que hemos tenido que buscar a más compañeros para sustentar económicamente la Campaña DETI DONBASSA (NIÑOS DE DONBASS) y lo que en principio era para dos orfanatos, será para cuatro.

Somos gente sencilla, obrera y Antifascista que vivimos de nuestro trabajo.

Creemos firmemente en esa frase que dice: “Sólo el Pueblo salva al Pueblo”.

Muchos compañeros han aportado dinero, medicinas, juguetes o lápices…

Estamos viviendo una gran crisis en nuestros países. Hubiéramos querido movilizar a unas cien personas para este viaje, pero no ha sido posible. Muchos hemos perdido nuestros trabajos, o se han convertido en precario o temporal. Pero os aseguramos, que aunque no hayan podido venir, no han parado de apoyar al Donbass ni un solo día, ayudándonos de todas las formas posibles. Y estamos aquí también gracias a ellos.

En estos tiempos, muchos países sufren el ataque del Imperialismo: Donbass, Siria, Venezuela… incluso nos llegan noticias de que hasta en Nicaragua los EE.UU, están probando a buscarse una plaza, como el Maidan en Ucrania. Tampoco olvidamos a Yemen, del que la prensa, radio o TV no hablan, devastado por una guerra, como siempre financiada por USA y sus siervos.

Ni tampoco olvidamos cómo han reducido a Libia con la Pax Americana. El precioso país que era Libia, convertido en triste lugar de tráfico de esclavos.

Este proyecto, llamado por nosotros Caravana Antifascista, organizada a los pocos días de la matanza de Odessa, nos gusta pensarla como una nave del Conocimiento y de la Memoria que surca los océanos. Y en cualquier lugar donde desembarquemos, contamos y mostramos lo que hemos aprendido. Mostramos lo que sabemos y ponemos cara a la gente del Donbass. Los comandantes y camaradas que hemos conocido y que aunque caídos en la lucha, seguirán vivos para la eternidad.

Recordamos a los compañeros turcos, torturados, masacrados y asesinados por el régimen de Erdogan. Recordamos y contamos sobre nuestros compañeros vascos, detenidos y torturados; sobre nuestros compañeros en Europa, asesinados a manos de los fascistas; conociendo a sus familias les recordamos…

Los recordamos y lo contamos con nuestras canciones y nuestras voces.

Este año, sobre la pancarta que siempre llevamos hemos decidido escribir una frase pronunciada en un momento histórico muy importante. Y es una frase muy actual: Nuestros causa es justa, el enemigo sera derrotado, la Victoria será nuestra.

 

BANDA BASSOTTI
Mayo 2018
LUGANSK- PLANETA TIERRA

Ucrania. Punto de inflexión en la guerra civil: ¿Poroshenko atacando el Donbass?

FB_IMG_1525170785072.jpg

Maurizio Vezzosi  (www.lantidiplomatico.it)

Lugansk, 30 de abril de 2018 – El día de hoy marca un punto de inflexión en los acontecimientos de una guerra civil en Ucrania que continúa luchando durante cuatro años: en la fecha de hoy se inicia oficialmente la nueva operación lanzada por la Presidencia ucraniana y el gobierno después de la conclusión de la operación ATO (Operación Antiterrorista). La OSO o JVO (Joint Venture Operation) es el marco en el que desde hoy Kiev enmarcará las actividades militares dirigidas a la “reintegración” de los territorios que surgieron en 2014 y autoproclamados independientes.

Las violaciones del alto el fuego son sistemáticas: es muy raro ver pasar un día sin enfrentamientos en la línea de contacto entre las fuerzas ucranianas y las milicias de las autoproclamadas Repúblicas Populares de Lugansk y Donetsk. Los enfrentamientos involucran sistemáticamente a la población civil que vive cerca del frente. Se registran lesiones y muertes casi diarias, tanto en Donetsk -especialmente en Petrovsky, Yasinovataja, Zaistvo, Gorlovka- como en Lugansk, en particular en Frunze, Gelobok, Donetskij, pero también en la costa cerca de Mariupol.

Mientras que las actividades militares de la operación anterior de ATO se llevaron a cabo bajo el mando de la SBU (en italiano: Servicio de Seguridad de Ucrania) la OSO o JVO se llevará a cabo bajo el mando de la VSU (en italiano: Fuerzas Armadas de Ucrania).

El comandante de la nueva operación militar habló de la posibilidad de desplegar en la línea de contacto un contingente internacional coordinado por las Naciones Unidas para resolver el conflicto, pero nadie más ha hablado por el momento de esta posibilidad. La ley que hizo operativo OSO o JVO asigna mayores poderes al comando de las Fuerzas Armadas, como para haber avanzado la hipótesis de la inconstitucionalidad de algunos abogados ucranianos. En el cambio de paradigma, los intereses económicos y los contrastes de la política ucraniana parecen pesar mucho: en 2019 se celebrarán elecciones presidenciales en Ucrania, elecciones que no serán fáciles para el actual presidente Poroshenko. Teniendo en cuenta que en unos dos meses tendrá lugar la cumbre de la OTAN en la que se discutirá la entrada de Ucrania en la Alianza Atlántica, un nuevo crescendo en la guerra civil podría servir en Kiev específicamente para buscar más apoyo de Occidente. . Además, considerando el papel que juegan los partidos neonazis en la Ucrania de hoy, Poroshenko, criticado por estos como la incapacidad de resolver el conflicto en Donbass, podría considerar una escalada oportuna para obtener su apoyo político.

                                                                                                                                                            Hace apenas unos días, el Ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania felicitó al ex director de la CIA Mike Pompeo después de su inauguración oficial como Secretario de Estado de los Estados Unidos. La segunda ronda de los acuerdos de Minsk, en relación con el vandalismo ucraniano, corre el riesgo de ser aún más inadecuado. A medida que la guerra continúa entre la población civil, la incertidumbre persiste tanto en los territorios bajo el control del gobierno ucraniano como en los que están bajo el control de los insurgentes.

Noticias de: