70 años de victorias

Artículo de Andoni Baserrigorri para Boltxe Kolektiboa

Pese a que más de a una y a uno le pese, más que quisieran hacer desaparecer la fotografía de la bandera roja comunista, victoriosa en lo alto de Reichstag en Berlín, lo cierto es que estos días se cumplen 70 años del aniquilamiento total del régimen nazi de Hitler por el ejercito soviético dirigido, también mas que le pese a mas de una y de uno por Stalin.

No es exagerado afirmar que la victoria soviética sobre el hitlerismo y su ejercito, la Wehrmacht , es una epopeya similar a las epopeyas de la antigüedad con que Holliwood nos obsequia de año en año. La maquina de mentir y tergiversar que es la factoría de peliculas yanquees, nos hablará de su tropa poniendo la bandera en una isla intrascendente del Pacifico, de sus sufrimiento tras Pear Harbur, de sus muertos, pero sin querer entrar en comparaciones la aportación de Estados Unidos a la derrota del nazismo fue mínima sobre todo si la comparamos con el esfuerzo de la URSS.

This slideshow requires JavaScript.

Si hay algo que se debería recordar de los Estados Unidos y del régimen nazi, es la colaboración de las empresas yanquees con el nazismo. Son abundantes los ejemplos de multinacionales norteamericanas que colaboraron y se enriquecieron a costa del sufrimiento que ocasionaba el nazismo. Y no debe extrañar, porque no se descubre nada afirmando que Hitler era un aliado objetivo del imperialismo capitalista al cual deseaban lanzar contra la URSS y de esa manera terminar con el socialismo. El enemigo de los yanquees no era el nazismo sino el comunismo y alimentaron la bestia de la misma manera que hoy día, alimentan a las bestias nazis en Ucrania o a las bestias fanáticas yihadistas. El imperialismo para lograr sus fines, nunca ha reparado en medios y nunca historicamente ha tenido el menor escrúpulo en pactar con todo tipo de asesinos.

Veinte millones de soviéticos y soviéticas murieron debido a la locura fascista. El sacrificio inmenso de ese pueblo, que además vio desmanteladas sus mejores zonas industriales, atacadas sus infraestructuras, que se llevó el peso mayor de la agresión fascista nunca ha sido reconocido por Occidente, que como en las películas yanquues se apunta el peso el sufrimiento y la gloria de la victoria. Pero no es así. Occidente estaba derrotado, aniquilado prácticamente y con unos gobiernos inoperantes, tan solo Gran Bretaña oponía resistencia, pero era cuestión de tiempo que Alemania hubiese derrotado a los ingleses, sin descartar que terminasen pactando. Les unian intereses de clase. Curiosamente los focos de resistencia en Europa Occidental eran prácticamente en su totalidad de tendencia comunista, tanto los maquis como células armadas urbanas. Esa es la realidad histórica.

Los casos de absoluto heroísmo de la población soviética evidencian la determinación de lucha de ese pueblo, el sitio de Leningrado, la batalla de Stalingrado y muchos más dejan a las claras que la URSS fue la tumba del fascismo. El mundo 70 años después sigue en deuda con la URSS, y solo el fanatismo anticomunista se niega a reconocerlo. Es curioso que tras veinte años de la desaparición de la URSS, su solo nombre y el nombre del comunismo siga aterrorizando a las burguesías. Quizás el comunismo no este tan muerto como pensaban y como deseaban.

Y no solo no esta muerto sino que el futuro de la humanidad si queremos evitar la barbarie que anunciaba Rosa Luxemburgo y que ya vislumbramos, pasa por la construcción del socialismo. No del ciudadanismo ni de experiencias progres que dicen no ser ni de derechas ni de izquierdas. Por el socialismo no del siglo XXI, sino por el socialismo en el siglo XXI, un socialismo que herede los mejor del socialismo que conocimos en el siglo XX y que se basa en las enseñanzas y teorías de Marx, Engels, Lenin y muchos teóricos y teoricas más. La humanidad si quiere ser libre no debe esperar nada de esas izquierdas glamurosas, esperan años difíciles, de luchas, de sacrificios y de sufrimientos.
Pero desde luego el capital ni nos va a regalar la libertad ni va a entregar el poder, así, por las buenas. Lo viejo no termina de morir y no solo eso, esta dispuesto a todo antes que a perder sus prebendas.

Euskal Herria también esta llena de casos de heroísmo en aquellos años. Y mientras el PNV se resignaba a la victoria fascista, respetaba haciendas de los sublevados y quedaban a la espera del “amigo americano”, ANV, paradójicamente hoy ilegalizado por el estado e injustamente tratado por otros, se sumaba a la lucha antifascista en Europa, esta vez contra el nazismo alemán. Los mejores militantes de ANV dieron su vida no solo en Albertia y otros campos de batalla en Euskal Herria, también primero Asturies vió morir por la libertad a decenas de gudaris ekintzales en un ejemplar ejercicio de internacionalismo y después el estado francés contempló como estos indómitos vascos, se sumaban a la resistencia anti nazi. No en vano en el desfile de la victoria en Paris, una ikurriña portada por un militante de ANV tuvo el honor de desfilar.

No. No son batallitas del abuelo. Son enseñanzas de ayer para que su memoria sea ejemplo de militancia a las nuevas y jóvenes generaciones de militantes y sepan que con el fascismo ni se debate ni se discute.  Al fascismo se le combate y si se puede se le aniquila, como en Berlín, Stalingrado, Leningrado y tantos campos de batalla más donde los jóvenes soviéticos, demostraron lo que es al antifascismo. No es una pose, ni una tribu urbana. Es un estilo de militancia y de combate.

El próximo día 9 en Donostia, se va a homenajear a estas gentes. A las y los vascos que lo dieron todo en su lucha antifascista. Al ejército rojo. A la resistencia antifascista europea y mundial. A los maquis. A todas esas mujeres y hombres que lograron acabar con el nazismo. A la URSS que derroto a Hitler y su apestosa ideología que tanta muerte y sufrimiento ocasionó. Esa URSS que orgullosa tenia el mejor ejercito de aquellos años y lo demostró acabando con el fascismo. Dirigido y no lo olvidemos por Stalin. No olvidemos ningún dato y desde esa memoria hagamos juicios justos de la historia.

Nadie nunca va a poder negar eso. Son 70 años de victorias del ejército rojo y de la URSS. De bien nacidos es ser agradecidos, veámonos en Donostia el día 9.

 

logoboltxe

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s