Analisia

Ucrania: Mercado negro de armas

“Las estructuras mafiosas cerradas operan en la mayor parte de los conflictos de la actualidad. Por esa razón, Ucrania se ha convertido en un mercado negro de armas que cuenta con la participación de personal del Servicio de Seguridad del país, altos funcionarios del gobierno y empresarios que realizan los suministros de manera clandestina. El papel del Estado central es colaborar en el ocultamiento de los acuerdos y en la negación de la existencia de un mercado que es más que visible. Dentro de las peligrosas actuaciones de empresarios ucranianos relacionados con el gobierno está la venta de armas a ISIS.”

Ukrainiar soldadua

* Rodrigo Bernardo Ortega, periodista digital independiente colombiano

Durante la Guerra Fría, más del 80% del armamento militar y nuclear era producido por Estados Unidos y la Unión Soviética. Un destacado complejo industrial militar de la URSS se ubicaba en las regiones de Odesa, los Cárpatos y Kiev en la actual república de Ucrania. Allí se construyeron todo tipo de armamento balístico, aviones, barcos, municiones y demás elementos que permitieron salvaguardar la seguridad en el hemisferio oriental. En efecto, luego del desplome del modelo soviético, en el territorio ucraniano quedaron 3.594 empresas de la industria militar en las cuales trabajaban aproximadamente tres millones de personas (https://es.rbth.com/cultura/technologias/2014/0/15/los_profundos_lazos_de_las_empresas_de_armamento_de_rusi_40075). En los primeros años de su vida independiente, Ucrania fue un referente de temas militares y un importante centro de exportación de armas

00-50

Sin embargo, su destacado papel sólo obedecía al apoyo económico y estratégico que recibía desde Moscú. De hecho para 1997, el número de empresas de defensa en Ucrania se redujo a un quinto. De los 350 aviones que producía por año, construyó cero. De igual manera, de los 800 tanques que realizó en 1994, tres años más tarde no produjo ninguno (https://es.rbth.com/cultura/technologias/2014/05/15/los_profundos_lazos_de_las_empresas_de_armamento_de_rusi_40075). Esta circunstancia permite evidenciar que la industria militar ucraniana es casi inexistente y que lo poco que produce en la actualidad se debe en gran medida al apoyo recibido por el Kremlin como en la otrora época soviética. En otras palabras, sin la participación de Rusia, Ucrania no podría producir más que tanques y modelos antiguos que en el mundo de hoy son inoperantes, de ahí que el papel de Moscú sea determinante para entender la realidad de la industria militar ucraniana de hoy.

En este sentido, el director del Centro de Análisis del Comercio Mundial de Armas de Rusia, Ígor Korótchenko, aseguró que “Ucrania acabó con la industria militar de la URSS”. Sus afirmaciones se basan en el hecho de que tras obtener su independencia, Ucrania remató todas las reservas militares que heredó de la URSS desmantelando la industria y poniendo en venta el armamento a países del tercer mundo para alimentar las guerras que allí se libran. Por esa razón, Ucrania no tiene armas para librar sus combates. Korótchenko agregó que “los negociantes ucranianos están detrás de cada gran conflicto en Oriente Medio, en la cuenca del Pacífico y en África”, razón por la cual, se han creado auténticas estructuras mafiosas para el comercio ilegal de armas (https://es.news-front.info/2017/10/13/ucrania-ha-vendido-todo-el-legado-militar-de-la-urss/). Sumado a los altos índices de corrupción y a los problemas de seguridad internos, varios de los investigadores de la industria militar y aeroespacial han decidido migrar a otras latitudes, fundamentalmente a engrosar las filas de las empresas de defensa rusas.

Tras su independencia en 1991, Ucrania obtuvo cerca de 2,4 millones de toneladas de misiles soviéticos, cohetes, bombas y balas, por lo que las municiones no caducadas ascendía a un 70% (https://publimetro.pe/actualidad/noticia-ucrania-y-su-historial-nuclear-20914). Debido a su miopía política, varios militares ucranianos respaldados soterradamente por el gobierno central iniciaron la venta de armas en distintas partes del mundo. Paradójicamente este hecho permitió que la industria militar de ese país no se derrumbara en su totalidad en los primeros años de la independencia.

00-51

Grandes contratos de exportación fueron llevados a cabo con países de África, Irak, India, Tailandia, China e incluso algunas naciones de América Latina. Sin embargo, todas las armas eran reductos de la época soviética, con lo cual, al acabarse las reservas, el gobierno ucraniano no pudo continuar con la producción a causa de la dependencia tecnológica con relación al gobierno ruso. En efecto, se estima que más del 70% de los suministradores de sistemas y accesorios de las empresas de defensa ucranianas se encuentran en Rusia (https://poderiomilitar-jesus.blogspot.fr/2014_05_16_archive.html), hecho que muestra una vez más el bajo desarrollo militar de Kiev y su inevitable subordinación en asuntos militares al Kremlin.

Las estructuras mafiosas cerradas operan en la mayor parte de los conflictos de la actualidad. Por esa razón, Ucrania se ha convertido en un mercado negro de armas que cuenta con la participación de personal del Servicio de Seguridad del país, altos funcionarios del gobierno y empresarios que realizan los suministros de manera clandestina. El papel del Estado central es colaborar en el ocultamiento de los acuerdos y en la negación de la existencia de un mercado que es más que visible. Dentro de las peligrosas actuaciones de empresarios ucranianos relacionados con el gobierno está la venta de armas a ISIS. Una investigación logró establecer que los misiles portátiles tierra-aire FN-6 fueron entregados por autoridades ucranianas. El material era trasladado de Ucrania a Turquía y luego transferido a Siria para ser utilizados por los terroristas (https://slavyangrad.es/2015/12/01/trafico-de-armas-desde-ucrania-hacia-el-isis/). Desde luego las autoridades de Kiev negaron cualquier vínculo con la venta de armas pero la realidad es que los rebeldes sirios cuentan hoy con armamento proveniente de ese país. Estas actuaciones se suman al tráfico de armas que ha involucrado a la élite ucraniana como la venta de sistemas de radar antiaéreo al gobierno de Sadam Hussein en el año 2000 o el envío de misiles de origen soviético H-55 a Irán y China.

00-52

Además de lo anterior, la entrega de misiles antiaéreos a ISIS no sólo se produce de manera directa sino además a través de la intermediación del gobierno catarí. En efecto, un grupo de hackers ucranianos conocido como CyberBerkut, logró revelar la compra de armas por parte de Catar al gobierno de Ucrania que tiene como destino final el grupo rebelde sirio (https://www.hispantv.com/noticias/siria/199360/catar-ucrania-pechora-isis-rusia). Lo irónico del caso es que las armas vendidas son de fabricación soviética y utilizadas por los terroristas en contra de Rusia que parece ser el único actor comprometido en la lucha contra ISIS. En efecto, según el informe, el gobierno de Estados Unidos tuvo conocimiento sobre el acuerdo económico y no se opuso en ningún momento. De esto se puede deducir que por omisión la Casa Blanca está permitiendo que los grupos rebeldes se fortalezcan y que la guerra en Siria escale a proporciones indeseables. Mientras tanto, el gobierno de Ucrania sigue comercializando en el mercado negro con armas de otra época que han estancado su desarrollo militar.

Ahora bien, los alcances de las negociaciones han sido tan grandes que Ucrania ha tenido participación en la asesoría para la construcción de misiles en Corea del Norte. Según Michael Elleman, del instituto de Estudios Estratégicos, los misiles utilizados en las pruebas realizadas por Pyongyang tenían como base motores RD-250 fabricados en la ciudad ucraniana de Dnipró (https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/ucrania-tienda-de-armas-ilegales-articulo-708026). Aunque un informe del periódico The New York Times sugiere que los motores pudieron haber sido comprados por empleados corruptos y llevados de contrabando a Corea del Norte por redes criminales (https://www.nytimes.com/2017/08/14/world/asia/north-korea-missiles-ukraine-factory.html), la realidad es que los mismos empleados del Estado están involucrados en las negociaciones así lo nieguen a través de Alexandr Turnichov, Secretario del Consejo de Seguridad y Defensa de Ucrania. Se estima que en la actualidad hay cinco millones de armas de fuego ilegales en Ucrania lo que se suma a la compleja red de venta que incluye toda clase de gobiernos y grupos que ponen en jaque la seguridad del mundo.

Ucrania se convirtió en un “supermercado” de armas pero no pensó en la renovación de su armamento. De la tercera potencia nuclear luego de la Guerra Fría, no queda sino un Estado corrupto que a través de sus militares vende las armas para caldear guerras en distintas partes del mundo. Las circunstancias muestran que sin la ayuda estratégica de Moscú, Kiev no tiene el potencial necesario para desarrollar su propia industria. Y a pesar de que la relación militar era de mutua dependencia pues varios de los artefactos rusos eran producidos en Ucrania, el conflicto desatado por causa de la independencia en las Repúblicas populares del este del país ha demostrado que el Kremlin puede continuar su camino sin problemas. En efecto, en Rusia ya se han comenzado a producir motores para el avión de entrenamiento Yak-130 que antes se producían en Ucrania. Este es tan sólo un ejemplo del poder industrial ruso. (https://es.rbth.com/cultura/technologias/2014/05/15/los_profundos_lazos_de_las_empresas_de_armamento_de_rusi_40075). Para Ucrania, por el contrario, será mucho más complejo reemplazar la ayuda que antes le otorgaba el gobierno soviético. Es claro que por sus propios medios, la limitada industria militar ucraniana no podrá obtener grandes avances al respecto. Cuando las reservas de las armas de la Guerra Fría se terminen, entonces el gobierno de Kiev estará desmantelado.

Quizás anticipándose a esa situación, la administración de Petró Poroshenko quiere buscar el ingreso a la OTAN a como dé lugar. Hace pocos meses la Alianza Atlántica reconoció a Ucrania como un aspirante oficial a tomar parte del organismo multilateral (http://www.europapress.es/internacional/noticia-otan-reconoce-oficialmente-ucrania-aspirante-alianza-atlantica-20180310173105.html). El ingreso de Ucrania a la organización sería catastrófico para la seguridad de Europa, pues los gobiernos occidentales tendrían un centro de operaciones en una antigua república soviética, con lo cual se estaría ejerciendo una amenaza directa a los intereses de Moscú. Si la ecuación se complementa con la venta ilegal de armas, entonces podría afirmarse que Ucrania significa un peligro inminente para aquellos estados que contravienen el modelo de occidente.

Si el comercio ilegal de armas sigue formando parte del panorama económico de Ucrania y si a eso se le suma la influencia y participación de capitales extranjeros y el respaldo diplomático de naciones como Estados Unidos, el delicado equilibrio de la seguridad en el este de Europa podría ponerse en riesgo. Es claro que por sus propios medios Ucrania no puede tener una industria militar y mucho menos aeroespacial desarrollada, razón por la cual está interesada en firmar acuerdos de cooperación con países que le permitan tener un nuevo protagonismo en temas de defensa y al tiempo busca financiarse a través de actos ilegales.

 

Ucrania es un mercado negro de armas

armak trafikoa.jpegGrandes contratos de exportación fueron llevados a cabo con países de África, Irak, India, Tailandia, China e incluso algunas naciones de América Latina.

Durante la Guerra Fría, más del 80% del armamento militar y nuclear era producido por Estados Unidos y la Unión Soviética. Un destacado complejo industrial militar de la URSS se ubicaba en las regiones de Odesa, los Cárpatos y Kiev en la actual república de Ucrania. Allí se construyeron todo tipo de armamento balístico, aviones, barcos, municiones y demás elementos que permitieron salvaguardar la seguridad en el hemisferio oriental. En efecto, luego del desplome del modelo soviético, en el territorio ucraniano quedaron 3.594 empresas de la industria militar en las cuales trabajaban aproximadamente tres millones de personas

Sin embargo, su destacado papel sólo obedecía al apoyo económico y estratégico que recibía desde Moscú. De hecho para 1997, el número de empresas de defensa en Ucrania se redujo a un quinto. De los 350 aviones que producía por año, construyó cero. Del igual manera, de los 800 tanques que realizó en 1994, tres años más tarde no produjo ninguno (https://es.rbth.com/cultura/technologias/2014/05/15/los_profundos_lazos_de_

las_empresas_de_armamento_de_rusi_40075). Esta circunstancia permite evidenciar que la industria militar ucraniana es casi inexistente y que lo poco que produce en la actualidad se debe en gran medida al apoyo recibido por el Kremlin como en la otrora época soviética. En otras palabras, sin la participación de Rusia, Ucrania no podría producir más que tanques y modelos antiguos que en el mundo de hoy son inoperantes, de ahí que el papel de Moscú sea determinante para entender la realidad de la industria militar ucraniana de hoy.

En este sentido, el director del Centro de Análisis del Comercio Mundial de Armas de Rusia, Ígor Korótchenko, aseguró que “Ucrania acabó con la industria militar de la URSS”. Sus afirmaciones se basan en el hecho de que tras obtener su independencia, Ucrania remató todas las reservas militares que heredó de la URSS desmantelando la industria y poniendo en venta el armamento a países del tercer mundo para alimentar las guerras que allí se libran. Por esa razón, Ucrania no tiene armas para librar sus combates. Korótchenko agregó que “los negociantes ucranianos están detrás de cada gran conflicto en Oriente Medio, en la cuenca del Pacífico y en África”, razón por la cual, se han creado auténticas estructuras mafiosas para el comercio ilegal de armas . Sumado a los altos índices de corrupción y a los problemas de seguridad internos, varios de los investigadores de la industria militar y aeroespacial han decidido migrar a otras latitudes, fundamentalmente a engrosar las filas de las empresas de defensa rusas.

Tras su independencia en 1991, Ucrania obtuvo cerca de 2,4 millones de toneladas de misiles soviéticos, cohetes, bombas y balas, por lo que las municiones no caducadas ascendía Debido a su miopía política, varios militares ucranianos respaldados soterradamente por el gobierno central iniciaron la venta de armas en distintas partes del mundo. Paradójicamente este hecho permitió que la industria militar de ese país no se derrumbara en su totalidad en los primeros años de la independencia.

Grandes contratos de exportación fueron llevados a cabo con países de África, Irak, India, Tailandia, China e incluso algunas naciones de América Latina. Sin embargo, todas las armas eran reductos de la época soviética, con lo cual, al acabarse las reservas, el gobierno ucraniano no pudo continuar con la producción a causa de la dependencia tecnológica con relación al gobierno ruso. En efecto, se estima que más del 70% de los suministradores de sistemas y accesorios de las empresas de defensa ucranianas se encuentran en Rusia , hecho que muestra una vez más el bajo desarrollo militar de Kiev y su inevitable subordinación en asuntos militares al Kremlin.

Las estructuras mafiosas cerradas operan en la mayor parte de los conflictos de la actualidad. Por esa razón, Ucrania se ha convertido en un mercado negro de armas que cuenta con la participación de personal del Servicio de Seguridad del país, altos funcionarios del gobierno y empresarios que realizan los suministros de manera clandestina. El papel del Estado central es colaborar en el ocultamiento de los acuerdos y en la negación de la existencia de un mercado que es más que visible. Dentro de las peligrosas actuaciones de empresarios ucranianos relacionados con el gobierno está la venta de armas a ISIS. Una investigación logró establecer que los misiles portátiles tierra-aire FN-6 fueron entregados por autoridades ucranianas. El material era trasladado de Ucrania a Turquía y luego transferido a Siria para ser utilizados por los terroristas (https://slavyangrad.es/2015/12/01/trafico-de-armas-desde-ucrania-hacia-el-isis/). Desde luego las autoridades de Kiev negaron cualquier vínculo con la venta de armas pero la realidad es que los rebeldes sirios cuentan hoy con armamento proveniente de ese país. Estas actuaciones se suman al tráfico de armas que ha involucrado a la élite ucraniana como la venta de sistemas de radar antiaéreo al gobierno de Sadam Hussein en el año 2000 o el envío de misiles de origen soviético H-55 a Irán y China.

Además de lo anterior, la entrega de misiles antiaéreos a ISIS no sólo se produce de manera directa sino además a través de la intermediación del gobierno catarí. En efecto, un grupo de hackers ucranianos conocido como CyberBerkut, logró revelar la compra de armas por parte de Catar al gobierno de Ucrania que tiene como destino final el grupo rebelde sirio (https://www.hispantv.com/noticias/siria/199360/catar-ucrania-pechora-isis-rusia). Lo irónico del caso es que las armas vendidas son de fabricación soviética y utilizadas por los terroristas en contra de Rusia que parece ser el único actor comprometido en la lucha contra ISIS. En efecto, según el informe, el gobierno de Estados Unidos tuvo conocimiento sobre el acuerdo económico y no se opuso en ningún momento. De esto se puede deducir que por omisión la Casa Blanca está permitiendo que los grupos rebeldes se fortalezcan y que la guerra en Siria escale a proporciones indeseables. Mientras tanto, el gobierno de Ucrania sigue comercializando en el mercado negro con armas de otra época que han estancado su desarrollo militar.

Ahora bien, los alcances de las negociaciones han sido tan grandes que Ucrania ha tenido participación en la asesoría para la construcción de misiles en Corea del Norte. Según Michael Elleman, del instituto de Estudios Estratégicos, los misiles utilizados en las pruebas realizadas por Pyongyang tenían como base motores RD-250 fabricados en la ciudad ucraniana de Dnipró (https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/ucrania-tienda-de-armas-ilegales-articulo-708026). Aunque un informe del periódico The New York Times sugiere que los motores pudieron haber sido comprados por empleados corruptos y llevados de contrabando a Corea del Norte por redes criminales, la realidad es que los mismos empleados del Estado están involucrados en las negociaciones así lo nieguen a través de Alexandr Turnichov, Secretario del Consejo de Seguridad y Defensa de Ucrania. Se estima que en la actualidad hay cinco millones de armas de fuego ilegales en Ucrania lo que se suma a la compleja red de venta que incluye toda clase de gobiernos y grupos que ponen en jaque la seguridad del mundo.

Ucrania se convirtió en un “supermercado” de armas pero no pensó en la renovación de su armamento. De la tercera potencia nuclear luego de la Guerra Fría, no queda sino un Estado corrupto que a través de sus militares vende las armas para caldear guerras en distintas partes del mundo. Las circunstancias muestran que sin la ayuda estratégica de Moscú, Kiev no tiene el potencial necesario para desarrollar su propia industria. Y a pesar de que la relación militar era de mutua dependencia pues varios de los artefactos rusos eran producidos en Ucrania, el conflicto desatado por causa de la independencia en las Repúblicas populares del este del país ha demostrado que el Kremlin puede continuar su camino sin problemas. En efecto, en Rusia ya se han comenzado a producir motores para el avión de entrenamiento Yak-130 que antes se producían en Ucrania. Este es tan sólo un ejemplo del poder industrial ruso.

Para Ucrania, por el contrario, será mucho más complejo reemplazar la ayuda que antes le otorgaba el gobierno soviético. Es claro que por sus propios medios, la limitada industria militar ucraniana no podrá obtener grandes avances al respecto. Cuando las reservas de las armas de la Guerra Fría se terminen, entonces el gobierno de Kiev estará desmantelado.

Quizás anticipándose a esa situación, la administración de Petró Poroshenko quiere buscar el ingreso a la OTAN a como dé lugar. Hace pocos meses la Alianza Atlántica reconoció a Ucrania como un aspirante oficial a tomar parte del organismo multilateral. El ingreso de Ucrania a la organización sería catastrófico para la seguridad de Europa, pues los gobiernos occidentales tendrían un centro de operaciones en una antigua república soviética, con lo cual se estaría ejerciendo una amenaza directa a los intereses de Moscú. Si la ecuación se complementa con la venta ilegal de armas, entonces podría afirmarse que Ucrania significa un peligro inminente para aquellos estados que contravienen el modelo de occidente.

Si el comercio ilegal de armas sigue formando parte del panorama económico de Ucrania y si a eso se le suma la influencia y participación de capitales extranjeros y el respaldo diplomático de naciones como Estados Unidos, el delicado equilibrio de la seguridad en el este de Europa podría ponerse en riesgo. Es claro que por sus propios medios Ucrania no puede tener una industria militar y mucho menos aeroespacial desarrollada, razón por la cual está interesada en firmar acuerdos de cooperación con países que le permitan tener un nuevo protagonismo en temas de defensa y al tiempo busca financiarse a través de actos ilegales.

imgo4.png

La OTAN anuncia nuevos planes para reforzar su presencia en el mar Negro, cerca de las fronteras rusas.

* Hispan TV (17/02/2017)

“La OTAN está reforzando el componente terrestre y naval de su presencia en el mar Negro para llevar a cabo ejercicios y recoger información sobre la situación en la región”, anunció el jueves el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, en declaraciones a la prensa.

Aseguró que las acciones de la OTAN “corresponderán a sus compromisos internacionales, incluida la Convención de Montreux”. “Todas esas medidas tienen un carácter defensivo y no buscan aumentar tensiones“, agregó.

conflictos-mar-negroTambién dijo que los ministros de Defensa de la Alianza Atlántica han discutido las perspectivas del despliegue de nuevas tropas en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia. “Esperamos que cuatro grupos de combate internacionales estén listos para el combate en junio”, sintetizó el secretario general de la OTAN.

Para Stoltenberg, esas tropas “muestran la cooperación trasatlántica y la determinación de la OTAN” y “mandan una señal clara a cualquier potencial agresor”.

En otro punto, se refirió a las declaraciones del ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, según las cuales, Rusia está dispuesta a reanudar la cooperación con Washington, pero rechaza la intención del Pentágono de utilizar el diálogo de la fuerza, y señaló que la OTAN quiere mantener unas relaciones más constructivas con Rusia, pero al mismo tiempo debe reforzar sus medidas de contención.

“Queremos desarrollar un diálogo con Rusia, no queremos aislar a Rusia, no necesitamos una nueva Guerra Fría, estamos trabajando para lograr unas relaciones más constructivas con Rusia”, afirmó, añadiendo que la organización “continuará por este camino”.

En este sentido, el secretario general de la OTAN subrayó que el diálogo de la fuerza funcionó durante la Guerra Fría y funcionará ahora. “Podemos dialogar y al mismo tiempo mantener un enfoque duro y predecible y garantizar una contención segura”, sostuvo.

“Eso funcionó durante la Guerra Fría con la Unión Soviética, y es una estrategia adecuada de comunicación con Rusia en la actual y totalmente nueva situación en materia de seguridad“, advirtió Stoltenberg.

La OTAN, que tras el surgimiento de la crisis en Ucrania en 2014, experimenta un empeoramiento de sus relaciones con Rusia hasta niveles no vistos desde la Guerra Fría, multiplicó sus maniobras militares y patrullas marítimas, terrestres y aéreas en el este de Europa, además de aumentar su presencia militar en los países bálticos.

Rusia ha estado acusando a la OTAN de haber aumentado considerablemente su presencia militar en Europa del Este, cerca de sus fronteras, haciendo peligrar la seguridad de la región. Mientras la Alianza Atlántica justifica el despliegue de maquinaria de guerra con el argumento de una posible “agresión” rusa, Moscú en respuesta coloca sus más sofisticados armamentos en sus regiones occidentales y realiza ejercicios militares a gran escala en su suelo.

Cuando no queda más opción de salirse del manicomio ucraniano

 Articulo de Andrey Vadzhra, observador militar (02/02/2017)

Cuando Dios quiere castigar a una nación, envía la langosta, la sequía, la guerra, el hambre, la pestilencia, la peste y otras desgracias.

Sin embargo, parece que el Señor ha enviado al pueblo de Ucrania un castigo mucho peor, ha colocado a la élite ucraniana alrededor de su cuello.

1481799454La élite ucraniana es un desastre universal, proporcional en sus consecuencias con las langostas, la sequía, la guerra, el hambre, la peste, la peste y otros desastres combinados.

En su núcleo, la élite ucraniana es algo así como los jinetes del apocalipsis en un solo país.

Además, hay un sentimiento de que el Señor ha castigado al pueblo de Ucrania con su élite ucraniana a causa de algunos pecados muy graves.

El otro día, en Facebook me encontré con un post de un lamentable ucraniano (Dios me perdone) como Borislav Beryoza (Birch). Este aburrido y pomposo pavo tenía pensamientos tristes. ¿Sabes por qué razón? El hombre está muy preocupado de que pronto todos los esclavos huyan de la Ucrania del Maidán, y no habrá nadie que merodee por un centavo a los «honorables patrones». Él escribió esto abiertamente.

«Estoy sentado en un café y esperando a unos amigos, y en la mesa de al lado un niño de 14 años le dice a una mujer, aparentemente su madre, que es necesario emigrar de Ucrania.

Habla de la falta de seguridad, del bajo nivel general de vida y de un alto grado de delincuencia, de la ausencia de perspectivas de encontrar un empleo oficial y bien remunerado para él y de dudosas perspectivas de que reciba en el futuro, al menos, una pensión del Estado.

Habla muy calmadamente y en detalle sobre muchos puntos negativos de nuestras vidas y, al final, resume que hay que marcharse mientras ella todavía pueda adaptarse allí y encontrar un trabajo, mientras él pueda integrarse fácilmente en una nueva sociedad. A juzgar por su conversación, la madre es paramédica y hablan de Polonia.

Ella rechaza con desgana sus argumentos, pero no afecta el estado de ánimo del joven candidato a emigrar en absoluto. Finalmente, se comen el pastel y se van.»

Después de eso, este hombre ahorcado nota tristemente:

«Entiendo que este chico ya ha establecido claramente su propia meta.

Se irá. Esto significa que no va a vivir y trabajar en Ucrania, ni a pagar impuestos aquí para financiar la capacidad de pagar pensiones y salarios de los empleados del Estado.

Y hay muy poco tiempo para convencerlo de que cambie de opinión. Me gustaría que las altas autoridades del estado pensaran en este problema.

Después de todo, si esta tendencia persiste, pronto no habrá nadie que trabaje, no ya para empresas y firmas ucranianas abstractas, ni siquiera en los negocios que pertenecen a estos mismos líderes de Ucrania.

Simplemente nadie. Bueno, excepto los pensionistas. ¿Y entonces qué?. Y, sin embargo, la gente se va. No se va la peor gente, sino la gente trabajadora, creativa, talentosa y educada. El futuro de Ucrania se dirige y dirige al pasado».

Es gracioso, ¿no?. Este hombre, que ha sido parte activa en la destrucción de su país, que ha participado en la creación de las condiciones de vida insoportables para los ciudadanos comunes, cuando se da cuenta de que estos ciudadanos se precipitan en multitud desde la «felicidad ucraniana» al extranjero, se siente triste.

Después de todo, para él, que finalmente ha llegado a un «valle» a base de mentiras, violencia, sangre y asesinato, está apenas comenzando una vida maravillosa.

¡Todo el país ha sido puesto a los pies de los nuevos amos para ser saqueado!. Y entonces, de repente, resulta que los esclavos están huyendo. Los más inteligentes y talentosos están huyendo. Están huyendo masivamente. No quieren proporcionar a los nuevos amos ucranianos un futuro brillante. ¡¡¡Eso es un problema!!!.

Bueno, los inteligentes y talentosos están huyendo. Sólo quedan los pensionistas y los GUGH («¡Gloria a Ucrania, gloria a los héroes!», lema de los nacionalistas ucranianos) patriotas. ¿Qué hacer?. ¿Quién alimentará a los jubilados?. ¿Quién proveerá riquezas para los nuevos patronos?. ¿Los GUGH patriotas?. ¿En qué son capacitados esos estúpidos oligofrénicos si no es necesario destrozar, sino, por el contrario, es necesario construir y crear?. Eso es…

Por cierto, esta no es la primera vez que los siervos ucranianos huyen en multitudes de la «Independiente», huyendo de sus amos como de una plaga.

Hubo una vez una era «gloriosa» llamada «Ruina», de hecho, la «primera Ucrania independiente». Ahora la propaganda masiva la considera como la «Edad de Oro» de los ucranianos. Sin embargo, pueblos enteros de esclavos ucranianos huyeron de sus atamanes «independientes». Algunos se pusieron, masivamente, bajo el zar ruso, los otros bajo el rey polaco. ¡Toda la orilla derecha se despobló durante muchos años!.

En 1669, el arzobispo Nezhín Simeón Adamovich escribió al zar ruso de la siguiente manera: «Su Alteza, si ordena retirar a sus militares de Nezhin, Pereyaslavl, Chernigov y Ostra, no piense que será bueno. Todas las personas están gritando y llorando … no quieren vivir bajo la regla cosaca; levantando las manos, rogándole a Dios seguir viviendo bajo los poderes de Su Alteza …

Los cosacos inteligentes, que se recuerdan besando la cruz, la burguesía y toda la plebe dicen en la audiencia: si usted, Su Alteza, retira a sus militares de las ciudades de la Pequeña Rusia, no querrán instalarse, se escaparán en diferentes direcciones: unos a ciudades fronterizas de su Majestad Imperial, los otros a través del Dniéper a ciudades de la realeza.

Igualmente la gente expresó su odio a la «nobleza» de la Pequeña Rusia, que surgió súbitamente en 1672.

«La gente común le dijo al escribano Alekseev: «Que Su Majestad nos envíe a sus gobernadores, así no tendremos un atamán, pues preferimos colgar a todos los ancianos. Sería mejor para nosotros, y no habrá ruina y traición de nadie, ya que habiéndose hecho ricos, cada anciano quiere su propio gobierno y traiciona, y nuestras cabezas caen para nada”.

¿Puedes imaginar cuántos «algodones estúpidos» (nombre ofensivo dado por los nacionalistas a los ucranianos pro-rusos) había en el siglo XVII que no querían vivir en la «Ucrania libre e independiente»?. ¡Cuántos eran «traidores» y «separatistas»!. Ellos no disfrutaron del Atamanato ni de besar los culos de sus élites entre bandidos cosacos y antiguos lacayos polacos. Huyeron con los «moscovitas» o con los «Lyahy» (polacos en ucraniano). ¿No suena familiar?.

Ahora, en Rusia, hay unos cinco millones de ciudadanos ucranianos. ¡¡¡CINCO MILLONES!!!. Y cerca de un millón de ciudadanos ucranianos se han establecido en Polonia, con otro millón camino de allí. Y seguirán emigrando hacia Polonia, si no comienzan los pogromos ucranianos en breve. ¿De dónde proviene todo este «movimiento»?.

Porque ya es imposible para la gente normal vivir en Ucrania, porque “no tendremos un atamán, pues preferimos colgar a todos los ancianos”.

Es por eso que llamo a las reflexiones de este Borislav Beryoza (Birch), o Boruch Blyakher (el nombre original del diputado) ahorcadas. Los nuevos amos ucranianos han puesto muy nerviosos a los esclavos ucranianos, y hay muchas farolas a lo largo de la avenida de la Victoria en Kiev.

Aquellos «abedules» que no tienen toda la cabeza de madera, ya están empacando maletas, porque comprenden que para ellos lo mejor se quedó atrás.

Sin embargo, las ilusiones del ahorcado antes mencionado, debido a su codicia y estupidez, todavía esperan un futuro más brillante, y se frustran a causa de los esclavos que huyen.

Como, qué han provocado los bastardos en el país, ¡pronto no habrá nadie a quien robar!

¡Vuelve a tu sano juicio antes de que sea demasiado tarde!

¿Para qué estuvimos en Maidán?

¿Para qué murieron los «Cien en el Cielo»?

¿Para qué fue quemada viva la gente?

¿Para qué decenas de miles de personas fueron enterradas en hoyos en Donbas?

Llegará el tiempo en que las farolas tendrán especial importancia social y política en Ucrania, ahora la gente sólo corre. De hecho, no comenzaron a correr después de la «revolución de la dignidad» (que sólo aceleró la huida de los ciudadanos ucranianos de Ucrania), sino exactamente después del inicio del proyecto «Ucrania». Así lo demuestran las estadísticas demográficas. Es realmente terrible incluso por aproximación.

En 2010, hace seis años, recogí, por simple interés, las estadísticas de la migración desde Ucrania. Simplemente me «deleitaba». Yo estaba «encantado» por el hecho de que incluso entonces Ucrania estaba en el primer lugar en términos de la huida de sus ciudadanos hacia el extranjero.

Esto es lo que escribí entonces:

«No todo el mundo es capaz de luchar. Muchos solo corren. Alguien se topan con una enfermedad crónica, otros con una pelea, o con la droga, o con una secta, o con autostop, o simplemente corren fuera de Ucrania. La gente huye del sueño de «Estado independiente» realizado por «ukros de conciencia nacional» como el diablo del agua bendita.

Es curioso que primero me encontré con una nota de que el limón, supuestamente, ayuda a combatir la depresión, y luego me enteré de que Ucrania ocupaba el quinto lugar en el mundo entre los países con el mayor número de emigrantes, según el informe «Migración y Remesas» del Banco Mundial.

Parece que todos los que pueden quieren salir de Ucrania. De todas las maneras posibles. Según el Banco Mundial, actualmente, hay unos 6,6 millones de ciudadanos de Ucrania en el extranjero, que han abandonado el país a lo largo de los años.

En realidad, el hecho de que Ucrania esté en quinto lugar debe complacerte. Pero sólo si no se tiene en cuenta el porcentaje del número de aquellos que se fueron en referencia al número de ciudadanos que aún quedan.

El número de habitantes de México es de 112,5 millones de habitantes. 11,9 millones de mexicanos emigraron, lo que es alrededor del 10% de la población.

El número de indios es de 1.200 millones de personas. 11,4 millones de indios emigraron, lo que es alrededor del 0.9% de la población.

La población de Rusia es de 142 millones de personas. 11,1 millones de rusos emigraron, es aproximadamente el 7,8% de la población.

El número de la población de China es de mil millones, 265 millones y 830 mil personas. 8,3 millones de chinos emigraron, es el 0,6% de la población.

En este momento, la población oficial de Ucrania es 45,96 millones de personas. 6,6 millones de ciudadanos ucranianos emigraron, es el 14% de la población (!).

No es difícil entender que en el ranking mundial de ciudadanos que huyen de su país natal, Ucrania ocupa el primer lugar.

La gente está corriendo. Rescatándose a sí mismos. Como quiera y donde quiera que puedan. Con más de 20 años de independencia, la «Madre Independiente» se ha convertido en una enorme zona de alienación, poco apta para una vida sana.

Al mismo tiempo, por regla general, los ciudadanos que corren son la parte más activa y completa de la población, porque serán capaces de encontrar su lugar en un país extranjero.

Tal vez, no valga mucho la pena el lugar donde van, pero resulta que incluso un lugar indigno en un país extranjero es mejor para un ucraniano que un lugar digno en su patria.

Ahora, imagínense cuál es el flujo de huida de los ciudadanos ucranianos del país de la victoriosa «Consciente», ahora, cuando hay una guerra civil, cuando Ucrania está plagada de bandas de matones armados, cuando la economía de Ucrania está destruida, cuando el gobierno ucraniano está en quiebra, cuando Ucrania ha llegado a la cima de los países más pobres de Europa, cuando la corrupción ucraniana ha tomado la forma de un saqueo abierto y total.

Pero lo más gracioso es que ahora algunos monstruos, los sepultureros de Ucrania, se sientan en los cafés de Kiev y, lamentándose, sostienen que la gente huye del país que ellos han matado, como de una zona radioactiva.

Ni siquiera a estos monstruos estúpidos se les ocurre ir a Maidán, arrodillarse y pedir perdón a todas aquellas personas que han matado, cuya vida y destino, que han roto en el proceso de su Maidán, salta a los restos del Estado «valle» de Ucrania.

imgo5

La libertad de expresión como herramienta del terror

Artículo Original: Denis Grigoriuk

libertad-de-expresion1-630x300

Aproximadamente en el otoño de 2015, cuando mi blog comenzó a alcanzar los primeros puestos del ranking de usuarios de LiveJournal en Ucrania y comenzó a leerse no solo en Donetsk sino también en Rusia, Ucrania y otros países, me llamó la atención el usuario varjag-2007. En aquel momento solo conocía a un Varjag que informaba sobre lo que ocurría en la República Popular de Donetsk: Alexander Matyushin. Pero no era él. El blog tenía un gran nivel y se encontraba en el top 20 en Ucrania, así que pregunté quién lo escribía. La respuesta es que su autora era la conocida bloguera y periodista Miroslava Berdnik. Además de eso, Miroslava es escritora, antifascista y defensora de anti-Maidan. Al enterarme, me sentí ignorante y analfabeto.

Así conocí a la famosa escritora y periodista ucraniana. Esta semana, la prensa publicó que Miroslava había sido detenida por el SBU. Se acusaba a la periodista de terrorismo.

Artículo 258, parte 3. Creación y financiación de organización terrorista. Por “organización terrorista” quienes abrieron una investigación criminal quieren decir RPD y RPL. Como se indica en la decisión judicial, la Universidad Lingüística Nacional realizó un examen de mis publicaciones en LiveJournal y los expertos han encontrado llamamientos directos e indirectos a la acción contra la integridad territorial de Ucrania, a no obedecer a las autoridades de Kiev y demás.

Como mi padre, Oles Berdnik, simplemente soy pacifista. Solo escribo artículos sobre un sueño: que la guerra en Donbass se detenga y que todo lo que ha sido ilegalizado pueda publicarse legalmente, no prohibido por la ley o por los medios. ¿Es eso algo imposible para nosotros en Ucrania? ¿No merecemos tener libertad de expresión y opinión?”, afirmó Berdnik en una entrevista concedida a la web Ukraina.ru.

Después del juicio contra Ruslan Kotsaba, el asesinato de Oles Buzina, la detención de periodistas opositores en Odessa y Jarkov, el ataque contra las oficinas del Canal 17 y otras muestras de falta de libertad de expresión y de represión de las fuerzas de seguridad contra los periodistas, no me sorprendió la detención de Miroslava Berdnik. La escritora sabía que, antes o después, el SBU, el Ministerio del Interior o los radicales de extrema derecha iban a ver la luz. Había recibido repetidas amenazas por internet, por lo que se vio obligada a mudarse de Kiev a Zaporozhia, pero el Gobierno de Ucrania también la encontró allí. Una mujer con problemas de salud y opiniones propias supone una amenaza real para la integridad de Ucrania. Así que debe ser investigada por terrorismo, separatismo y financiación de organizaciones terroristas.

Es lo que se ha convertido en la norma en el país del absurdo, donde el presidente “de paz” sigue en guerra contra su propio pueblo, donde todo el país apoya aterrorizar a la población civil de Donbass con la llamada operación antiterrorista, donde la crítica al Gobierno no se entiende como una forma de buscar mejorar el país sino una postura pro-rusa, donde mujeres y niños desarmados son llamados terroristas y donde violadores y asesinos se encuentran entre las filas de los héroes y muestran sus medallas en el pecho.

El principal signo de un régimen totalitario es el control de la prensa. Toda la prensa ucraniana actual depende del dinero de la oligarquía o de las inyecciones de Estados Unidos. Miroslava Berdnik escribió sobre ello poco antes de que el SBU cambiara la contraseña en su blog y requisara el ordenador. Escribió cómo se habían conseguido ese y otros objetivos utilizando las “revoluciones de colores”. Y por eso se interesaron las actuales autoridades ucranianas.

Los estados que utilizan métodos totalitarios para gobernar necesitan crear una fuerte maquinaria de propaganda diseñada para sustituir a la información, el análisis político y el libre intercambio de opiniones. La persuasiva propaganda es capaz de crear la imagen de un enemigo interno o externo y distorsionar la imagen del mundo real y de los acontecimientos hasta hacerlos irreconocibles y es capaz de despertar sentimientos de xenofobia y de la exclusividad nacional o racial para manipular las mentes.

Con la llegada al poder de las nuevas autoridades de Kiev, los periodistas ucranianos se han convertido en propagandistas. Han creado para la ciudadanía ucraniana la imagen del mundo que mejor sirve los intereses de las autoridades de Maidan. Y les ha funcionado. Si no, la población ucraniana no apoyaría la destrucción de Donetsk y Lugansk con artillería pesada y aviación, ni habrían creído en los “ataques de los terroristas de la RPD y la RPL”, ni confiarían en quienes llaman a destruir a la “innecesaria” población del este del país. Otro signo de su excelente trabajo es que siga habiendo “patriotas de Ucrania” en Donetsk y que, bajo el fuego de artillería del Ejército Ucraniano, siguen creyendo en la delirante propaganda ucraniana.

En la Ucrania actual existen dos posturas: la patriótica, que obedece con fe ciega al Gobierno ucraniano, y la terrorista. Si no te gusta el aumento de tarifas eres un terrorista. Si no te gusta la avenida de Bandera [hasta ahora avenida de Moscú], eres un terrorista. Si no quieres morir en ATO, terrorista. Terrorista, separatista y basura. Te acosarán los radicales de extrema derecha con bates y cadenas. La acusación llegará del Estado.

En la Ucrania actual, la libertad de expresión es una herramienta del terror porque cada palabra que muestra la realidad invoca el horror y el miedo a las actuales autoridades, que nada quieren saber de la verdad. La verdad es su principal enemigo. Los textos que muestran la realidad son una bala con la que destruir el régimen totalitario. Kiev es consciente de ello, así que ha organizado una persecución pública de periodistas imporantes. Para que otros no lo intenten. Mientras tanto, los periodistas desconocidos desaparecen en las mazmorras del SBU. No pueden mantener el poder con la verdad, solo con mentiras y calumnias pueden hacer de la población una masa obediente que hará lo que beneficie a quienes mandan en la Rada ucraniana.

slavyangrad

“ECUMENISMO”, ¿NUEVA ARMA IDEOLÓGICA DEL IMPERIALISMO? (SOBRE ALGUNAS TARAS DEL 1968)

Aitzin-oharra: Artikulu hau, jatorrizkoan euskaraz idatzi genuen. Berriki emandako filtrazioek Soros berriz eztabaidaren erdigunean jarri dutenez, erdarara itzultzea erabaki dugu.

Nota previa: Este artículo fue originalmente escrito en euskara. Debido a que las filtraciones recientes, han puesto a Soros y sus manejos en el debate, hemos decidido traducirlo al castellano.

“Ecumenismo” es un término que se entiende por “universalismo”, como un acuerdo en torno a unos valores universalmente aceptados. Esto es, en el término religioso se trata del diálogo interreligioso en torno a las creencias mínimas comunes que unen a todas las religiones; en el término filosófico como un sistema de valores basado en los valores mínmos comunes al humanismo, etcétera. Así pues, como “acuerdo universal” de la humanidad, es considerado como un paso adelante en el progreso.

¿Pero qué es el ecumenismo “real” en el mundo actual en el terreno político? Hoy en día (quizá con la excepción de la nebulosa ONU) no existe ninguna entidad que pueda vincular sentimentalmente o por identificación a un habitante de Burkina Faso con uno de Finlandia; ni siquiera hay dos o tres entidades importantes transnacionales fuertes que puedan desarrollar un “diálogo político-cultural” entre ellas (Occidente no acepta como “iguales” ni a la OCS de Eurasia ni al ALBA-CELAC de Latinoamérica). (gehiago…)

George Soros eta bere tentakuluak

Ibai Trebiño-ren artikulua ARGIArentzat

Joan zen abuztuaren 14an, ‘DCleaks’ izeneko taldeak George Soros hungariar-judutar jatorriko magnate estatu batuarrari ‘ostutako’ dokumentuen berri eman zuen. 3000 dokumentu inguru filtratu zituen erakundeak, hainbat eskandalo agerian utziz.

Iritzi publikoan ez dute inolako aipamenik merezi izan dokumentuek eta isiltasuna izan da nagusi komunikabide gehienetan. Ez da gutxiorako; George Soros-ek ‘erositako’ kazetarien berri ematen baitzen bertan, besteak beste. Sorosen ‘Open Society’-ak 27.000 dolar inguru eman zizkion Kataluniako Diplomazia Publikoaren Kontseiluari (Diplocat), “Europar hauteskundeak 2014: xenofobia eta mugimendu euroeszeptikoen gorakada Europan” izeneko nazioarteko konferentzia burutu zezan. Elisabet Moragas-en zuzendaritzapean , hainbat kazetarik eta politikarik hartu zuten parte bertan, “euroeszeptizismoa borrokatzeko” asmoarekin, hots, Europar Batasunaren aldeko diskurtsoa lantzeko asmoz.

Kataluinan ere -eta beti dokumentuen arabera- George Soros-ek 24.000 dolarrekin finantziatu zituen CIDOB izeneko Bartzelonako nazioarteko aferen ‘think tank’-a. Aldi berean, ‘Think tank’ honetako arduradunetariko batek, Nicolas De Pedro -Marta Ter “giza eskubideen aldeko ekintzaile independientearekin” batera- 6.500 euro jaso zituen “Espainiar estatuan ukrainar gatazkaren harira ematen diren informazioen” inguruko txosten bat egiteko, “errusiar propaganda geratzea” helburu zuen txosten bat egiteko.

Txostenak polemika bizia piztu du; Bertan, hainbat komunikabide kategoria desberdinetan sailkatzen den twitter kontuen zerrenda bat zabaldu da bertan. Alde batetik “Kiev-en alde/kritikoak/analisten” zerrenda labur bat agertzen da. Bestalde, “(ukrainari buruzko) eztabaidan eragina izan dezaketen” pertsonen zerrenda bat dago, eta azkenik, “Errusiaren aldeko” informazioa (key pro-Russian opinion former) zabaldu dituzten kazetari, politikari edo ekintzaileen zerrenda ‘beltza’ bat. Azken zerrenda honetan hainbat euskaldun gaude: ni, Asier Blas politilogoa eta Pablo Gonzalez GARAko ‘freenlance-a’. Baita Euskal Herria-Donbass Komitea eta beste ekintzaile batzuk (@DrazMihailovitx).

Egoera larri honen aurrean, Nicolas de Pedro eta Marta Ter, txostenaren arduradunek, isiltasuna gorde zuten egun batez. Twitter kontuaren pribazitatea aldatu eta orduan egin zituzten lehenengo adierazpenak: Egindakoa justifikatu zuten inolako lotsarik gabe eta barkamenik ez zuten eskatu. ‘Vice News’ komunikabideari egindako adierazpenetan zentzu berdinean aritu ziren, egindakoa justifikatuz eta bere lana “guztiz zilegia eta legala” zela aldarrikatuz. Truko zaharra da hori, zerbait justifikatzeko bidean zeozer legala eta zilegia dela esatea alegia. Jakina da legala dena ez dela zertan zilegia izan behar, are gehiago zeozer zilegia dela ondorioztatzea ekintza guztiz subjetiboa da.

Bidez batez, egindako adierazpenekin eztabaida desitxuratzea lortu zuten eta euren burua biktimatzat aurkeztea. Eztabaida beste parametro batzuetan eman beharko zela ez dago esan beharrik. Arduragabekeri honi esker gerran ibiltzen garen kazetarien burua arriskuan jarri dute eta nire kasuan, filtrazioa egin zenean Donbassen nengoen eta bertatik publikatutako gauzek arazo larrian jarri zitzazketen nire burua. Zorionez ez zen ezer gertatu, baino gertatu ziteken, izan ere Europa dekadente honetan arau bilakatu den bezala, gure bizitzek ez dute ezer balio, errusiar kazetarienak ezer balio ez duten bezala, nahiz eta hori beste eztabaida bat izan. Bestalde, nire kontrako akusazio larriak egin zituen Marta Ter eta bere konfiantzazko lagunek orduantxe, nire ibilbide profesionala arriskuan jarriz: “Kremlinentzat lan egiten nuela” arguadiatuz, hainbat egunkarietako erredakzioetara deitu zuten, nire artikuluak publikatu ez zezaten. Eusko legebiltzarreko giza eskubideen batzordean egin behar nuen agerraldia zapuzten saiatu ziren. Oso larria da kontua, larria eta miserablea; gerra-kazetaritzaren (eta kazetaritza orohar) egoeraren adierazle. Triste da gerra kazetaritzaren egoera, Pablo Gonzalez-ek adierazi duen bezala “gerratik idatzitako errepotai batengatik 50 euro kobratzea eta orrialde bateko informe bategatik 6.500 euro jasotzea”. Triste eta bidegabekoa gainera.

Istoria luze honen amaieratik gertu egotea espero dut. “Putinen mesedetan dagoen agente bat” izatearen akusazio larria da, gainera inolako probarik ez dagoenean, Halere, “Putinen agenteak” izatea leporatu gaituzten horiek Soros-en agenteak direla frogatuta dago jada eta hori zorionekoa da. “Independienteak eta gardenak” direla esan ohi dutenek, magnate kolpista baten soldatapean daudela frogatu dugu oraingoan. Hor kokatu behar dugu afera honen eztabaida: independienteak ala mertzenarioak? Erantzuna badugu.

Diru goseak bere ‘lagunak’ saltzera eraman ditu Marta Ter eta Nicolas de Pedro. Krudela da bizitza eta gordina da errealitatea: putrearen ekintza beti izan daiteke zilegia.

argia