UNA APROXIMACION A LA DISCAPACIDAD EN LAS REPUBLICAS POPULARES DEL DONBASS Y EN UCRANIA

csm_01_2017_17_Desplazados_discapacidad2_34cad6baed

*Articulo de colaboración de un delegado sindical del sindicato LAB en un Centro Especial de Empleo de Bizkaia.

Desde que con el objetivo de luchar por la independencia y el socialismo para Euskal Herria se creó hace 42 años LAB, el sindicato siempre ha tratado de estar en permanente contacto con las problemáticas en los centros de trabajo para así poder responder de la mejor manera a las cuestiones a las que nos tenemos que enfrentar día a día las trabajadoras y trabajadores de este país. En los Centros Especiales de Empleo como en el que me encuentro empleado y realizo tareas sindicales, las circunstancias en las que desarrollamos nuestra fuerza de trabajo tienen unas características especiales y diferentes ya que tenemos que convivir (y aprender a convivir) con diferentes tipos de discapacidad, las cuales de manera directa o indirecta nos afectan a todas. En nuestra sección sindical estamos concienciados y sensibilizados con esta realidad y trabajamos para que así sea en todos aquellos ámbitos en donde tenemos voz.

Las miles de afiliadas y delegadas de LAB somos personas que junto a nuestro trabajo sindical en defensa de los derechos de las trabajadoras y en favor de una verdadera justicia social, en la mayoría de ocasiones también participamos en otros espacios de lucha y reivindicación sectoriales a través de movimientos sociales como pueden ser el internacionalismo, la defensa del euskera, por los derechos de los presos políticos y la resolución democrática del conflicto, los medios de comunicación populares, las fiestas de pueblo y barrios, el derecho a la vivienda o en favor de la libertad sexual. Esta labor hace que seamos conscientes de la existencia de otras realidades iguales o parecidas a las nuestras tanto en Euskal Herria como en otros lugares. Es el caso del motivo que me impulsa a escribir este artículo de colaboración para EH-Donbass Elkartasun Komitea.

Por que tenemos memoria en este país sabemos muy bien que supone padecer las consecuencias de una guerra y estamos en deuda con aquellos países y sus gentes que en 1936-37 acogieron a los nuestros, pero sobre todo estamos en deuda con la historia y con su presente y por lo tanto comprometidos con la solidaridad.

foto01
Niños niñas vascas exiliados en la URSS por la guerra de 1936 provocada por el golpe de estado franquista contra la II Republica

Hace mas de dos años Diana vivía con su madre y con su hermana pequeña en un modesto apartamento en Járkov, la segunda ciudad más importante de Ucrania a donde habían llegado huyendo de la guerra en el Donbass en el último tren con refugiados que salió de Lughansk, la ciudad en la que vivían. Su padre tuvo que irse a la Federacion Rusa a trabajar como albañil y enviarles dinero desde allí. Diana tiene una discapacidad llamada neuropatía sensorial motora y paso mucho miedo en el tiempo que le toco vivir la guerra, tanto que pasado un tiempo después de aquella terrible experiencia a su madre a veces le cuesta tranquilizarse. Cuando ella nació sus padres decidieron quedarse con ella y cuidarla lo cual no siempre es lo habitual en Ucrania ya que muchísimas familias entregan a sus hijos e hijas con discapacidad a la Administración, una práctica bastante común cuando el país pertenecía a la URSS. Pero las instituciones del Estado ya no son como las de antes, el país se ha empobrecido más y más en las últimas décadas, y tienen carencias de todo tipo. Me pregunto cómo le ira a Diana, ya tendrá 14 o 15 años.

ukhkhEn 2014 los intereses de unos pocos, el egoísmo y la falta de escrúpulos llevaron a Ucrania a la guerra cuando tras un Golpe de Estado los nuevos dirigentes quisieron contolar por la fuerza la zona más industrializada de Ucrania obligando a la población del Este del país a dejar de hablar su idioma materno, el ruso, y despojarles de sus derechos sociales. Estos acontecimientos de marcada rusofobia (pese a que ucranianos y rusos se podría decir que son primos hermanos) se dieron en un contexto similar a la llamada Guerra Fría donde la principal hegemonía mundial (EEUU, OTAN, FMI, UE…) se disputaba a la Federación Rusa el control de sus recursos naturales dando como resultado, tras el golpe, de la pérdida del hasta entonces carácter mas o menos neutral de la soberanía de Ucrania. Resulta cuanto menos curioso que el nombre del país en idioma eslavo significa algo así como la “frontera” papel que a día de hoy parece cumplir en el tablero geoestratégico mundial.

Desde entonces más de 10.000 personas han muerto en la guerra, hay casi 23 mil heridos y más de 2 millones de personas han huido, la gran mayoría a la Federación Rusa. Hoy en día la guerra continua ya que en Donbass tras sendos referéndum de autodeterminación se independizaron en dos Repúblicas Populares (la de Donetsk y la de Lughansk) y a día de hoy el gobierno de Ucrania financiado por las potencias de Occidente sigue atacándoles. (gehiago…)

Surkov sobre Malorossiya: “El Donbass lucha por toda Ucrania, no sólo por su parte”

El asistente del Presidente de la Federación de Rusia, Vladislav Surkov, ha celebrado una reunión con expertos el miércoles, en la que se ha evaluado la iniciativa del Jefe de la República Popular de Donetsk, Alexander Zakharchenko, llamando a la idea de la lucha en el Donbass no por la secesión de Ucrania, sino por su integridad. Punto clave del “estado imaginado de Malorossiya”, ha informado el jefe del Centro de Conjuntura Política Alexey Chesnakov, quien ha participado en la reunión.

“Todo este ‘bombo’ alrededor del estado imaginado de Malorossiya es generalmente útil. Lo principal aquí es que el Donbass está luchando no por la secesión de Ucrania, sino por su integridad. Para toda Ucrania, no sólo por su parte. Es decir, En Ucrania está sucediendo una guerra civil entre las personas que ven el futuro del país de manera diferente”, ha dicho Chesnakov citando a Surkov.

Anteriormente, el jefe de estado de la RPD, Alexander Zakharchenko estableció la propuesta de crear el nuevo estado de Malorossiya como sucesora legal de Ucrania, en un período de transición que se alargaría hasta tres años.

“Cualquier guerra comprende una guerra ideológica, en la que las consignas y las utopías se oponen”, ha agregado Chesnakov, citando las palabras del ayudante presidencial.

“Kiev tiene una euroutopía, Donetsk ha respondido con la idea de Malorossiya, una amplia discusión interna ucraniana se está desarrollando, dentro de la cual el nivel de organización, los argumentos y el coeficiente intelectual de las partes contendientes está claro”, el analista político ha sobre las palabras de Surkov.

Declaración política de Malorrosiya

DECLARACIÓN POLÍTICA DE MALORROSIYA

El proyecto del estado de Ucrania, formulado hace ciento cincuenta años y aplicado en diferentes versiones durante el siglo XX, ha llegado a su conclusión lógica y ha llevado a la desintegración del país, a la guerra civil y a la muerte de decenas de miles de personas, incluyendo niños, mujeres y ancianos. Este proceso es irreversible. Un intento de volver atrás en la historia daría lugar a la “balcanización” del conflicto, la expansión del caos, la escalada de la guerra civil y de un número aún mayor de bajas.

Para detener la guerra civil y evitar nuevas víctimas, los representantes de la mayoría de las regiones de la antigua “Ucrania”, reunidos en Donetsk el 18 de julio de 2017, discutimos la situación actual y llegamos a las siguientes conclusiones:

  • El estado de “Ucrania” se ha revelado como un estado fallido y ha demostrado ser incapaz de otorgar a sus habitantes un presente y un futuro pacíficos y prósperos;
  • Las autoridades actuales – el “presidente” Poroshenko y la Verkhovna Rada – elegido en Kiev después del golpe de Estado teniendo como telón de fondo el terror político y la ausencia de elecciones en Crimea y el Donbass, son ilegítimos;
  • El estado de “Ucrania” está al borde de la catástrofe económica y la despoblación;
  • Se está ejecutando un golpe ultranacionalista en Kiev, como resultado del cual, verdaderos neonazis se harán con el poder en lugar de las “banderitas con cara europea”;
  • Como resultado del golpe neonazi, una guerra civil de todos contra todos comenzará en el país y causará su posterior desintegración;
  • El proyecto nacionalista ucraniano (de Galitzia) ha sido desacreditado por el derramamiento de sangre de civiles en el país;
  • La ideología del “ucranismo” ha demostrado ser misantrópica, mezclada con xenofobia (rusofobia, antisemitismo, polonofobia) y neonazismo (ideología de la exclusividad y superioridad nacionales);

La palabra “Ucrania” está asociada para siempre con los nombres de los cómplices de los nazis Bandera y Shukhevich, con las tragedias del Baby Yar, la masacre de Volyn y Khatyn y, hoy en día, con la masa de asesinatos de personas en el Maidan, en la Casa de Sindicatos de Odessa y del Genocidio del pueblo del Donbass.

En base a lo anterior, creemos que el estado de “Ucrania” en la forma en que fue establecida tras el colapso de la URSS es INÚTIL.

Nosotros, los representantes de las regiones de la antigua “Ucrania”, proponemos restablecer el estado y proclamar el estado de MALOROSSIYA bajo el pasado histórico de la antigua “Ucrania”. En este caso, es de fundamental importancia cambiar el nombre del país, ya que “Ucrania”, un estado es culpable de crímenes de guerra, del terror de las masas y del genocidio de su propio pueblo.

A su vez, el nuevo nombre del país basado en las tradiciones históricas nos permitirá reunificar las piezas de la antigua “Ucrania” que parecían haberse separado para siempre, incluso debido a la participación en la guerra civil en diferentes lados de la línea de frente.

Debemos pasar de página en la historia de nuestro pueblo, la cual está inundada con la sangre de nuestros hermanos y hermanas.

Malorossiya es un estado INDEPENDIENTE, SOBERANO con un nuevo nombre, una nueva bandera, una nueva constitución, una nueva estructura estatal, nuevos principios de desarrollo social y económico y nuevos prospectos históricos. ¡Mas esto no es una revolución! Esto es un retorno a la historia. Esta es una novedad que restaura, no destruye.

Teniendo en cuenta la situación económica del país, el caos y el potencial de desintegración, con respecto a la posibilidad de lanzar una “guerra de todos contra todos”, consideramos necesario declarar el estado de emergencia para el período de transición – hasta 3 años. Durante este tiempo, se debe completar el proceso de adopción de la nueva Constitución y del establecimiento del estado de derecho.

Bajo el estado de emergencia, se propone la prohibición de las actividades de los partidos políticos y de los fondos extranjeros y se incrementarán las penas por los delitos, especialmente los cometidos contra las persona. La lucha contra la corrupción se endurecerá, así como las sanciones por ella. El mercado de armas en la sombra debe ser eliminado, incluyendo el registro de armas de acuerdo con la nueva ley.

En el mismo período, una investigación se llevará a cabo con la participación de especialistas extranjeros – de Rusia, de Bielorrusia, de la Unión Europea – en los crímenes cometidos por el régimen del Maidan de Kiev: asesinatos en el Maidan, el asesinato de ciudadanos de Odessa en La Casa de Sindicatos el 2 de mayo del 2014, los crímenes de guerra en el Donbass en el llamada operación ATO.

En el mismo período, el Tribunal Popular deberá estar preparado para acusar a los criminales estatales que hayan llevado al país a la desintegración y la guerra civil: V.F. Yanukovich (con una solicitud de Rusia para su extradición), P.A. Poroshenko y su camarilla: Turchinov, Yatsenyuk, Kolomoisky, Paruby, Nalivaichenko y otros.

Estamos seguros de que, habiendo recuperado de la ideología criminal neo-nazi el “ucranismo”, podremos construir una nueva sociedad sobre la base de la amistad y de la ayuda mutua y en el odio o la envidia. El genio creativo de nuestra gente logrará llevar a Malorossiya a la vanguardia de la civilización global y jugar un papel en la historia. El papel del Bien y de la Verdad.

LA ONU SE PRONUNCIA ANTE EL AUMENTO DE CIVILES MUERTOS EN EL DONBASS

En el período del 16 de febrero al 15 de mayo de 2017 en el Donbass han muerto 36 civiles y 157 han sido heridas.

FB_IMG_1497437226557Tales cifras ha alertado a la presidente de la misión de supervisión de la ONU por los derechos humanos en Ucrania, Fiona Freyzer.

«En el período del 16 de febrero al 15 de mayo 2017 la misión de supervisión de la ONU por los derechos humanos ha fijado a 193 personas civiles que han sufrido por parte del conflicto en Ucrania: 36 han muerto, 157 han sido heridos. Esto es un 48 % más que en el período anterior y un 70 % más que el año pasado durante este tramo de tiempo », — fue declarado por Freyzer.

Fuente: News Front

UN NUEVO CRIMEN FASCISTA EN UNA ZONA OCUPADA DEL DONBASS. PARAMILITARES UCROS ASESINAN MEDIANTE TORTURAS A UN ESTUDIANTE EN MARIUPOL

mariupol

Todo indica que no ha sido una noticia muy extendida, incluso parece no haberlo sido ni siquiera en la propia Mariupol, algo que por otro lado es comprensible dado la tensa situación que atraviesa la ciudad. Desde fuentes antifascistas informaban hace varias semanas que el pasado día 15 de mayo en esta ciudad costera de la cuenca del Donbass ocupada por las fuerzas militares y paramilitares a las ordenes de la Junta de Kiev, neofascistas ucranianos mataron a un joven mediante torturas.

Este nuevo terrible suceso ocurrió el 15 de mayo cerca de la cafetería “Іlіus”, en el distrito de Primorie, y tuvo según esta información como fatales protagonistas de nuevo a un grupo de ultraderechistas al parecer originarios de Mariupol y vinculados al batallón paramilitar “Azov”.  Estos fascistas habrían asesinado una vez mas de manera cobarde y cruel acabando con la vida del estudiante universitario Daniel Ivanov Savchenko, natural de Mariupol y nacido en 1998.

Las investigaciones apuntaron a que los asesinos torturaron al joven hasta causarle la muerte en un terreno baldío cerca de la cafetería “Іlіus”, que según parece forma parte de una propiedad del negocio de auto-lavado” Breeze”. El crimen lo habrían cometido sin importarles los posibles testigos, seguros de su impunidad.

Según la propia familia todo ocurrió cuando entrada la noche del 15 al 16 de mayo el joven se ausento de la vivienda en la que vivía con su abuela, con la intención de volver en “5 minutos”, tras lo cual no se supo mas de el hasta que apareció su cuerpo sin vida al día siguiente. La propia abuela de Daniel fue la que tras ver que su nieto no regresaba y tras haber estado llamándole al móvil sin éxito alerto a familiares y amigos de su desaparición los cuales posteriormente buscaron al joven durante toda la noche tras alertar a la policía.

Por la mañana del 16 de mayo la policía encontró el cuerpo torturado y sin vida de Daniel y posteriormente gracias a las declaraciones de testigos los agentes detuvieron a un conocido grupo de neofascistas de la ciudad a los que se les encontró el móvil del estudiante asesinado.

Sin embargo según parece esa misma tarde todo indica a que el líder del batallón “Azov” el conocido Andry Biletsky a la vez que amenazo al jefe de policía con provocar  una carnicería si no soltaba a sus hombre movió sus contactos y a través del secretario del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional (SNBO) Alexandr Turchinov logro que el grupo de neofascistas de su batallón fueran liberados. Algunas fuentes afirman a que los destacamentos del Azov (cuya base de operaciones esta en la ciudad) fueron retirados esos días de Mariupol conscientes de la hostilidad con la que sus habitantes reciben a las tropas ucranianas y especialmente al batallon Azov debido a sus constantes ataques contra la población civil como es el caso del asesinato de Daniel.

Un nuevo crimen que demuestra el manto de impunidad del que goza el neofascismo en Ucrania y en el Donbass ocupado ante la pasividad cuando no la abierta complicidad de los gobiernos europeos.

 

El gobierno ucraniano desata el terror contra la juventud comunista

Desde los tiempos de la ocupación fascista (1941-1944) no se había visto nada parecido en Ucrania. Se ha condenado a jóvenes comunistas por “tenencia” de banderas de la Victoria, carnets de la UJC y tomos de Marx y Lenin. Solo en la Alemania de los años 30 cazaban y arrestaban a los ciudadanos del país por sus convicciones comunistas.

El gobierno ucraniano, como ferviente admirador de sus ídolos, ha ido más allá: llevando a juicio incluso a menores de edad por la lectura y estudio de los cásicos, de Marx y Lenin. No es difícil imaginar lo que han podido hacerles a unos adolescentes, en las dependencias de la SBU, si no reconocían su culpa. Todos entendemos perfectamente cómo desataban las lenguas en la Gestapo y cuáles son los métodos que usan las fuerzas de seguridad ucranianas en los interrogatorios. Baste recordar el escándalo de los integrantes del Grupo “Tornado”, dependiente del Ministerio del Interior, famosos por sus palizas, violaciones y asesinatos de detenidos.

El juzgado del distrito Galitski de la ciudad de Lvov declaró culpable a un joven comunista de 22 años, imponiéndole una pena de dos años y medio de cárcel por llevar flores a la tumba de los soldados soviéticos el 9 de mayo y hacer lo propio ante los monumentos a Taras Shevchenko y Iván Franko, según se deprende de los materiales de la causa y de la condena. Agravó la condena del miembro de la UJC de Ucrania el hecho de que en su página de Facebook hubiese publicado un lema “criminal”, que en opinión del juez supone un llamamiento a cometer actos terroristas: “Lenin vivió. Lenin vive. Lenin vivirá.”

En esta ejemplarizante causa penal figuran además dos miembros de la Juventud Comunista. Uno de ellos tiene apenas 15 años. Pero en opinión de la investigación es ya un redomado terrorista, ya que la acusación que se le ha interpuesto es en base a los artículos 258 (terrorismo) y 436 (distribución de símbolos comunistas). Según se desprende de las pesquisas de la causa, los terroristas miembros de la UJC suponían una amenaza para la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, del mismo modo que suponían un peligro para la sociedad, por el hecho de llevar flores el 9 de mayo, o subir entradas a las redes sociales con citas de Lenin y estar en posesión de carnets de la UJC y de una cinta de San Jorge. Los miembros de la “banda” estuvieron conspirando para adecentar las tumbas en la “Colina de la Gloria” de los soldados soviéticos, caídos durante la Gran Guerra Patria y lo que todavía es más terrorífico, se dedicaban a leer literatura “prohibida”, como el Capital de Karl Marx.

El cabecilla de esta célula terrorista del Komsomol, era precisamente el chaval de 15 años. Por eso tuvo que actuar la Fiscalía de Menores. Los investigadores de la SBU informan que también ha sido condenado. ¿Se lo pueden imaginar? ¡A los 15 años! Todo por leer a Marx y asear las tumbas de los soldados soviéticos para ponerles flores. Todos son miembros de la Juventud Comunista, los que han recibido penas de cárcel, los que están a la espera de condena y el joven “terrorista” de 15 años. El reconocimiento de su “culpa” por los juzgados y los que esperan juicio por causas análogas, totalmente fabricadas, es resultado de la coacción física y psicológica a la que han sido sometidos los jóvenes comunistas por parte del gobierno oficial, mediante los cuerpos de seguridad de la SBU, la Policía Nacional, la Fiscalía de Ucrania y los juzgados, con el objetivo de acabar en el país con la disidencia, la libertad de expresión y de conciencia, sofocando así las aspiraciones de democracia de los ciudadanos de Ucrania.

El juez Strelbitski dispuso a su vez eliminar las pruebas materiales de la actividad “terrorista” del joven comunista: el carnet de la UJC a nombre del acusado, un manual de El Capital de Karl Marx, una cinta de San Jorge, otra roja y otra amarilla y celeste, 4 chubasqueros, 5 banderas, 19 camisetas, 7 gorras y 5 discos con simbología comunista, 8 carnets de la UJC, tarjetas con los datos, impresos de afiliación, tarjetas con simbología comunista, que se encuentran en dependencias de la Dirección Gral. De la Policía Nacional en la región de Lvov. El juzgado no solo ha condenado de manera ilegal a personas por sus ideales políticos, sino que ha decretado destruir una propiedad que pertenece por ley al Partido Comunista de Ucrania y al Komsomol de Ucrania, que ejercen su actividad de manera legar en el territorio de Ucrania.

Comenzando desde febrero de 2014, contra miembros de la organización y sus dirigentes se cometieron más de cien ataques de diversa índole con uso de la agresión física, mientras que el miembro de la UJC Vadim Papura fue asesinado el 2 de mayo en Odesa, junto con otro casi medio centenar de ciudadanos de Ucrania. Recordemos que el primer menor asesinado en Ucrania, en Odesa, y el estudiante de Lvov condenado por el uso de la propaganda soviética, son miembros del Komsomol de Ucrania. La sede principal de la Unión de la Juventud Comunista de Ucrania en la ciudad de Kiev fue quemada y saqueada. El 90% de las sedes locales, de distrito y regionales a lo largo del país han sido destruidas y todos los bienes y literatura que había en ellas convertidos en hogueras. No se ha hecho justicia en ninguna de las denuncias interpuestas por la organización o los miembros de la UJC por los episodios de asesinato, palizas, amenazas, calumnias y destrucción premeditada de la propiedad. Ninguno de los criminales ni delincuentes implicados ha sido puesto a disposición judicial, lo que es una muestra más que evidente del terrorismo de Estado que se aplica contra las organizaciones sociales y políticas de la oposición en Ucrania.

 

La República.es