En Oviedo (Asturies) tampoco quieren al filonazi ucraniano Roman Zozulya en su equipo de futbol

la-aficion-del-oviedo-no-quiere-a-zozulya-el-nazismo-no-contempla-el-respeto
*El Confidencial (2-7-2018)

Roman Zozulya fue protagonista de una situación similar a la que está viviendo hace ahora algo más de un año, cuando durante la temporada 2016/2017 el Rayo Vallecano quiso fichar al jugador ucraniano. La afición, consciente del perfil del ucraniano, muy próximo a los círculos neonazis de Ucrania, logró frenar su fichaje, tras duras peleas dialécticas con el club. Ahora parece estar viviendo algo parecido, después de que el Real Oviedo hiciera público su interés en el jugador, que no seguirá formando parte de la plantilla del Albacete.

La peña Azul Otero, que forma parte de la federación de peñas oficiales del club asturiano, ha publicado una imagen tachada del jugador, señalando que la misma dice “no” al fichaje de Roman Zozulia, “vinculado a grupos neonazis y paramilitares ucranianos”. “Fuera nazis del fútbol“, añaden, en un comentario en Twitter que ha levantado una encedida discusión en las redes sociales, sobre la politización del fútbol.

Algunos aficionados, sin embargo, han seguido la línea de esta peña y han criticado las intenciones del Oviedo. “No se lo deseo ni al Sporting”, señala @andres_uvieu. “Nazis fuera del fútbol y de las calles. No lo queremos en Asturies“, añade. Otro usuario, @dinky_azul, amenaza con pensarse “mucho” su renovación como abonado del equipo “después de no abandonar en tercera división si finalmente el club ficha a Zozulya.Por encima de los éxitos deportivos están los valores del Oviedo”, se suma @imrxdri.

Otro ‘oviedista’, Esteban Rodríguez, ha explicado que la situación es “simple” y que no se trata de “política“, sino de “tener deportistas 100% en tu Real Oviedo, y eso implica tener respeto a todas las personas. El nazismo no contempla el respeto“, señala desde su cuenta de Twitter. Desde el movimiento La Cigua Carbayones, conjunto de animación en el Carlos Tartiere desde 2005, también apuntan a que Zozulya no será bien recibido en el estadio.

Apoyo desde Vallecas

Los aficionados del equipo asturiano han recibido el apoyo de algunos aficionados rayistas, que se encontraron en una situación parecida hace más de un año. Cuando estalló la polémica en el Estadio de Vallecas, Zozulya señaló que había intentado “hablar con ellos, mirarles a los ojos y decirles la verdad”. “Pero me llamaban fascista por defender a mí país, quiso explicarse el jugador, que finalmente regresó al Betis, antes de pasar al Albacete, donde ha jugado durante la última temporada.

No obstante, no es la única vez que Zozulya se ha enfrentado al rechazo de una afición. Hubo otras dos ofertas muy específicas de equipos de Suecia. Una de ellas, casi firmada, acabó por retirarse después de que sus hinchas, de izquierdas, amenazaran con tomar medidas, comentó entonces su agente en un periódico ucraniano.

“Los aficionados del otro equipo sueco eran más del ala derecha, pero tampoco salió la operación: se miraron unos a otros y dijeron ‘no’, por lo que pudiera pasar… Valoran su calidad futbolística pero no se atreven ya a dar el paso”. Ni de un lado ni de otro, estiman que las consecuencias que puede traer su contratación pueden resultar negativas.

Reducen el toque de queda en la Republica Popular de Donetsk

36527056_2056889954550908_2143687721544056832_n

El Jefe de Estado y Primer Ministro de la República Popular de Donetsk (RPD), Alexander Zakharchenko ha firmado un decreto para reducir el toque de queda en el territorio de toda la República. De esta manera esta medida de carácter militar se ha cambiado y a partir de ahora sera de 01:00 a 05:00. Hasta ahora venia siendo desde las 23:00 a las 05:00.

Este es el mayor cambio en el toque de queda desde que comenzó la guerra en 2014. Con esta medida las autoridades de la RPD esperan que aumente la moral tanto de la Milicia Popular como de la población y a su vez esperan que ayude a mejorar la economía de la República.

39a5f938675d47602fc89edd8eec8dfe

 

Testimonio del activista humanitario frances Nikola Mirkovic tras visitar la linea del frente

1079990893.jpg

El jefe de la asociación francesa Ouest-Est, Nikola Mirkovic, acaba de visitar la línea del frente en Donbás durante una misión humanitaria. El activista comentó a Sputnik que cada vez es “un viaje extremadamente emocionante” y recordó esta guerra olvidada.

“Nadie habla de esto, pero día tras día continúa la batalla entre los que quieren la independencia en el sureste de Donbás y el Ejército ucraniano”, explicó.

                                                                                                                                                         Mirkovic contó que algunas partes de la ciudad de Donetsk se mantienen extremamente bien y apenas parecen afectadas por los bombardeos, pero las zonas norteñas de la urbe representan una imagen completamente distinta: aparecen “casas destruidas habitadas por gente muy pobre”.

Una vida difícil

La Cruz Roja (archivo)

“Si uno vive en la línea del frente, no hay tiendas alrededor. Hay solo camiones que llevan alimentos una vez por semana y hay gente que carece de dinero, ya que las autoridades en Kiev incluso dejaron de pagar las pensiones”, agregó. Así que alimentarse es una ardua tarea para los habitantes locales.

Si uno tiene la suerte de conseguir un trabajo, contará con un salario que no supera los 100 dólares. La inflación, al mismo tiempo, representa una tasa récord. Al mismo tiempo, cuando en la prensa extranjera se habla de las 10.000 víctimas, 25.000 heridos y un millón de desplazados, se suele “culpar a Rusia de todo esto”, pero en realidad “no fue Rusia la que desató todo este caos ucraniano”, asevera el activista.

El ejército fantasma

Mirkovic puso de relieve que durante todos sus viajes en la zona suele preguntar a los locales sobre la presencia militar rusa, pero siempre recibe la misma respuesta:

“Les pregunto a los locales: ‘¿Dónde está el ejército ruso, que no lo veo?’. Y me responden: ‘Nosotros tampoco, pero nos agradaría mucho verlo’. (…) He estado en Donetsk y Lugansk y no he visto a soldados rusos. Mientras tanto, los ‘expertos’ de los medios dominantes afirman que sí están presentes allí. Es un bulo”, aseveró el dirigente de Ouest-Est.

Situación en Donbás (archivo)

Al mismo tiempo, el activista no niega que haya una gran cantidad de ciudadanos rusos, algunos con previa experiencia militar como soldados, que llegaron a la zona en calidad de voluntarios.                                                                                                                                                                                                Este hecho el francés lo compara con “una hipotética guerra entre los francoparlantes y angloparlantes en Canadá”: en su opinión, muchos ciudadanos franceses harían lo mismo sin que significara que “el ejército galo lucha por Quebec”.

Un futuro incierto

El interlocutor de Sputnik advirtió que después de la victoria rusa en Siria, Ucrania probablemente se convertirá en el obstáculo principal de las relaciones entre Rusia y la OTAN dado que en los últimos años, las autoridades de Kiev no se esforzaron por solucionar el conflicto y cumplir los acuerdos de Minsk.

Según Mirkovic, “han ido avanzando durante todo este tiempo y lo que quieren es la guerra”.

El jefe de la asociación abordó también el tema de la injerencia estadounidense en el asunto. Al valorar la participación de los países europeos, formalmente neutrales, en las negociaciones sobre el conflicto ucraniano, Mirkovic se mostró perplejo ante la presencia de Washington.

“No entiendo qué hace Washington en Ucrania. Hay que sacarlo de aquí (…) Mientras permanezca la misma gente que provocó el Euromaidán, no cabe esperar la paz”, declaró.

Cuando desde EEUU hablan de la democracia, suele tratarse de una democracia sumisa ante la Casa Blanca, agregó al recordar las declaraciones de los altos cargos de EEUU sobre “el apoyo de los procesos democráticos en Ucrania” y el orgullo del magnate George Soros por haber apoyado el golpe de Estado en el país.

Situación en Donbás (archivo)

A pesar de todas las dificultades, el activista se mostró sorprendido por la estructura de las propias repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk.”Establecieron su propia administración, su ejército, su sistema social. Es difícil creer que todo esto no existiera hace cuatro años (…) Todo lo destruido lo restauran con sus propias manos”, señaló.

Personalmente, Nikola Mirkovic se dedicó a la actividad humanitaria cuando EEUU empezó los bombardeos a Yugoslavia: “yo sé qué es una guerra y qué consecuencias tienen las intervenciones de la OTAN (…) al ver lo que pasaba en Ucrania, me percaté de que era lo mismo”.

SDDNffA0_400x400.jpg

LIBRO: RUSOFOBIA ¿HACIA UNA NUEVA GUERRA FRIA?

Cover4_Rusofobia

* Txalaparta Argitaletxea

Este 2018 estamos asistiendo a una verdadera campaña contra Rusia. Si hemos de creer a los medios de comunicación occidentales, Rusia es prácticamente la encarnación del mal. Hay, en cierto modo, una especia de rusofobia en los medios. En esta narrativa, los rusos han conseguido, por poner sólo algún ejemplo, que Trump fuera presidente y que Cataluña profundizara en el proceso de secesión. No importa que su sistema económico sea, con virtudes y defectos, equiparable a los de las democracias neoliberales del resto del mundo; Rusia sigue siendo, como lo fue durante el periodo soviético, el enemigo que hay que combatir.

Las señales de que ese combate ha empezado son evidentes: Rusia no tiene bases militares propias en la frontera de EEUU, pero en cambio se ve constantemente cercada militarmente por las tropas de la OTAN en sus líneas fronterizas. Algo que la obliga, una vez más, a un caro proceso de rearme. Pero no es la única evidencia: Mientras Occidente alienta las “revoluciones de colores” y promueve la independencia de Kosovo, por ejemplo, reprocha a Rusia su anexión de Crimea (región históricamente rusa), y niega la posibilidad de un referéndum a las provincias pro-rusas del este de Ucrania.

Incluso la memoria de lo que realmente sucedió en la Segunda Guerra Mundial ha sido deliberadamente alterada: no parecen haber existido los 25 millones de rusos muertos y ya ni se reconoce que fue el ejército soviético quien contribuyó a la consecución de la victoria sobre el nazismo. Rusia es, pues, a los ojos de Occidente, el gran peligro. La gran amenaza. Utilizando a los medios, Estados Unidos y la Unión Europea han creado un ambiente de rusofobia, carente de justificación real, que anuncia una nueva etapa histórica.

Edita: Investing ‘Action / El viejo topo
Precio: 15,00€

RoberRobert_Charvint Charvin

1938 (Est. francés)

Profesor emérito de Derecho (especializado en Relaciones Internacionales) en la Universidad de Niza Sophia-Antipolis. Es Decano honorario de la Facultad de Derecho y Ciencias Económicas de Niza y Consultante en Derecho Internacional y Derecho de las RRII. Algunas de sus obras incluyen: Vers la post-démocratie (Editions Le Temps des Cerises, 2006); Comment peut-on être Coréen (du Nord)? (Editions Losange, 2006); Droit de la protection sociale (L’Harmattan, 2007); La Corée vers la réunification (Con Guillaume Dujardin, L’Harmattan 2010); Côte d’Ivoire 2011. La bataille de la seconde indépendance (L’Harmattan, 2011); Le Droit International et les puissances occidentales (Cetim, Genève, 2013); Jacques Vergès, un aristocrate du refus (L’Harmattan, 2013); Les tiers mondes. Du Sud aux Suds, panorame critique (Editions Publisud, 2013) o Faut-il détester la Russie? (Editions Investig’Action, 2016), entre muchos otros.

Donbasseko herriaren alde borrokatzen duen BOROTBA alderdi marxistako Aleksei Albuk kideari elkarrizketa

“Errusiako liberalek Donbasseko iraultza gelditu nahi izan dute.”

Ander Perez Zala (BERRIA)

Aleksei Albuk, Borotba aldeAleksei Albu. Borotba alderdi marxistako kideardi marxistako kideak (Odesa, Ukraina, 1985), bete-betean ezagutu ditu Maidango matxinada eta Luhanskeko eta Donestkeko Herri Errepubliken sorrera. Euskal Herrian izan da, Askapena erakundeak gonbidatuta, Europar Batasunean burujabe? hitzaldi biran.

Lau urte igaro dira Odesako sarraskitik. Zu han zinen.

Sindikatuaren eraikinaren barruan nengoen. Uste dut bizirik atera nintzela zorte handia izan nuelako, eraikinaren beste parte batean bainengoen, ez sutea gertatu zen partean. Denek jakin behar dute sarraskia antolatua izan zela, eta Ukrainako Estatu berria zegoela horren atzean. Badakigu Odesa Eskualdeko Departamenduko buruzagietako batek neonaziei esan ziela errusiazaleen eta antifaxisten protesta kanpaleku bat desegiteko; 200 bat pertsona zeuden, gehien bat emakumeak eta pertsona zaharrak. Erasoimagesdfda hasi zenean, kanpalekuan zeudenak sindikatuaren eraikinera sartu ziren babestera, eraikin oso handia delako. Han, neonaziek eraikina inguratu zuten, inor ez ateratzeko, eta molotov koktelak bota zituzten. Askok leihotik salto egin behar izan zuten, eta kanpoan zeudenean bateekin jipoitu eta hil zituzten. Barrukoekin gauza bera gertatu zen.

Borotba lehenago sortu zen.

2011ko udaberrian sortu zen, ezkerreko hainbat erakunde eta Ukrainako Alderdi Komunistako kide ohiak batu ostean. Alderdi komunistako kide nintzen, baina aldaketa asko izan zituen, tartean haren printzipioena, eta kontraesanak ugaritu ziren; eta alderditik bota ninduten. Garai hartan, Odesako Kontseiluko diputatua nintzen, eta, hilabeteak pasatu ostean, ikusi nuen Borotba proiektu interesgarria zela, eta han sartu nintzen. Gure xedea da protestak agenda sozialera bideratzea, eta hala egin genuen Maidango borotba_0507.jpgIraultzaren aurkakoak hasi zirenetik. Zaila zen, indar erreakzionario askok protesta horiek nazionalismora bideratu nahi baitzituzten.

Sarraskiaren ostean, Donbassera joan zinen.

Bai. Sarraskiaren ostean, gobernadorea aldatu zuten, eta lagun batzuek esan ziguten gu atxilotzeko prestatzen eta antolatzen ari zela. Astebetera, kamarada batek mezu bat bidali zidan atxilotze horiei buruz, eta Krimeara ihes egin genuen. Han geratu ginen urte amaiera arte, eta gero Donetskera joan ginen. Hiru hilabeteren ostean, Luhanskera joan ginen, legezko dokumentuak eskatu eta izateko. Luhansken bizi naiz 2015eko maiatzetik, eta Moskun igaro dut azken urte erdia.

Nolakoa da errepubliken eta Kieven arteko harremana?

Ez dute harremanik; Minskeko Akordioa da harreman bakarra, baina elkarrizketa txarra izan da. Sabotajea egin zioten itunari. Herritarrek bizitza lasaia egiteko aukera izan dute gutxienez bi errepublikatan. Orain hobeto daude Ukrainan zeudenean baino. Bai, sistema kapitalista da, baina aurrerakoiagoa. Gerra zibila ez da bukatu Ukrainan; fase berri batean sartuko da. Gure gutxieneko xedea da Odesa askatzea, eta gehienezkoa Ukraina askatzea, mendebaldea izan ezik.

Behar adina eskumen dituzue errepubliketan estatu independente gisa funtzionatzeko?

Hasieratik izan ditugu kontraesanak talde antifaxisten artean, batzuek euren estatuak sortu nahi zituztelako. Uste genuen etsai komun bat genuela, Ukrainako Estatua, eta denok batera borrokatu behar dugula horren aurka. Nik ez dut egituren maila gorenetan parte hartu, ez baita nire maila.

Baina badituzue, adibidez, osasun sistema, sistema judiziala, armada, eta horrelakoak?

Bai. Eta talka juridikoak izan ditugu Ukrainakoekin. Estatu berri bat sortzean ez bada lege berririk, lege zaharrak erabiltzen dira. Gure kasuan, zaharrak eta berriak kontraesanean daude, eta, herritar guztiek horri buruz ez dakitenez, arazoak izaten dituzte.

Arazo horrek jarraitzen du?

Badituzte beren sistemak, baina arazo asko daude, lege berriak behar baitira, eta kontsentsuak lege zaharrekin.
fotonoticia_20170718130414_640.jpg
Nolakoa da errepubliken eta Moskuren arteko harremana?

Errusiarrek laguntza humanitarioko misio handia dute errepubliketan. Programa bereziak jarri dituzte martxan bonbek suntsitutako eraikinak eta bestelakoak konpontzeko, eta, adibidez, suntsituriko sabaien %90 konponduta daude jada. Errepublikek egin dituzte lan horiek, baina materiala eta dirua Errusiako Estatutik dator. Beste programa bat, adibidez, leihoak konpontzeko da, eta ia denak konponduta daude; asko lagundu dute botikekin ere. Beharrezkoak ziren, batez ere, gerraren parte larrienean, komunikazio gutxi zegoelako, eta janari gutxi. Ofizialki, Errusiak ez du parte hartzen gatazka honetan, baina badira armadako kide batzuk, erretiratuak, errepubliketan lanean ari direnak irakasle gisa.

Ukrainako beste eskualde batzuetan errusiazaleak dira gehiengoa, baina ez da errepubliketako prozesu bera izan.

Ukrainak bere subjektu politikoa eta mugak 1917ko iraultzaren ostean definitu zituen. Historikoki, errusiar lurrak, Errusia Berrikoak, errusiar hiztunez eta errusiar herritarrez beteta daude. SESB sortu zenean, inork ez zuen pentsatu Errusia Berria aldarrikatuko zutenik, eta eremu horiek SESBen sartu zituzten. 1954an, Krimea SESBen sartu zuten. Ukrainak egun dituen mugetan gehienbat errusiarrak bizi dira, eta, Kieven estatu kolpe bat izan zenean 2014ko otsailean, ulertu genuen ez genuela bizi nahi estatu berriarekin; autonomiaren alde borrokatzen hasi ginen. Hasteko, finantza independentzia, zergen bidez. Errusiera ere ofizial nahi genuen, eta geure Polizia indarra izan. Maiatzaren 2ko gertakarien ostean erabaki genuen mugimendu independentista bilakatzea, ez genuelako estatu horretan bizi nahi.

Baina zergatik ez da gertatu?

Ez genuelako egitura iraultzailerik, masa hori gida zezakeen egitura antolaturik. Babes handia genuen, baina egitura txarra zen, eta esperientzia gutxikoa. Hori izan zen gure akatsa.

Prozesu politikoa eskualde horietara zabaltzea da helburua?

Bai. Saiatzen ari gara herritarrak antolatzen, baina egungo baldintza politikoak oso txarrak dira. Antolatzen saiatzen garen bakoitzean, zerbitzu sekretuek gure kamaradak kartzelan sartzen dituzte, eta, ez badute hori lortzen, neonaziek jipoitzen gaituzte.images.jpeg

Uste duzu Kiev eta Mosku errepublikak euren interesetarako erabiltzen ari direla?

Galdera ez da guztiz egokia. Gatazka Errusiaren eta AEBen artekoa da, Kiev AEBen txotxongiloa delako. Ukraina eremu okupatua da egun. Ez dut uste bi erregimenen txotxongiloak garenik, guk geure helburua baitugu: erresistentzia antolatua egin nahi dugu, antikapitalista eta antifaxista. Geure burua errusiar munduaren parte ikusten dugu. Errusiarrekin egon nahi dugu, ez estatuarekin; estatua burgesia da. Estatua erabiltzen dugu gure erresistentzia antolatzeko. Errusiako liberalek, adibidez, gure iraultza gelditu nahi izan dute.

Ucrania: Mercado negro de armas

“Las estructuras mafiosas cerradas operan en la mayor parte de los conflictos de la actualidad. Por esa razón, Ucrania se ha convertido en un mercado negro de armas que cuenta con la participación de personal del Servicio de Seguridad del país, altos funcionarios del gobierno y empresarios que realizan los suministros de manera clandestina. El papel del Estado central es colaborar en el ocultamiento de los acuerdos y en la negación de la existencia de un mercado que es más que visible. Dentro de las peligrosas actuaciones de empresarios ucranianos relacionados con el gobierno está la venta de armas a ISIS.”

Ukrainiar soldadua

* Rodrigo Bernardo Ortega, periodista digital independiente colombiano

Durante la Guerra Fría, más del 80% del armamento militar y nuclear era producido por Estados Unidos y la Unión Soviética. Un destacado complejo industrial militar de la URSS se ubicaba en las regiones de Odesa, los Cárpatos y Kiev en la actual república de Ucrania. Allí se construyeron todo tipo de armamento balístico, aviones, barcos, municiones y demás elementos que permitieron salvaguardar la seguridad en el hemisferio oriental. En efecto, luego del desplome del modelo soviético, en el territorio ucraniano quedaron 3.594 empresas de la industria militar en las cuales trabajaban aproximadamente tres millones de personas (https://es.rbth.com/cultura/technologias/2014/0/15/los_profundos_lazos_de_las_empresas_de_armamento_de_rusi_40075). En los primeros años de su vida independiente, Ucrania fue un referente de temas militares y un importante centro de exportación de armas

00-50

Sin embargo, su destacado papel sólo obedecía al apoyo económico y estratégico que recibía desde Moscú. De hecho para 1997, el número de empresas de defensa en Ucrania se redujo a un quinto. De los 350 aviones que producía por año, construyó cero. De igual manera, de los 800 tanques que realizó en 1994, tres años más tarde no produjo ninguno (https://es.rbth.com/cultura/technologias/2014/05/15/los_profundos_lazos_de_las_empresas_de_armamento_de_rusi_40075). Esta circunstancia permite evidenciar que la industria militar ucraniana es casi inexistente y que lo poco que produce en la actualidad se debe en gran medida al apoyo recibido por el Kremlin como en la otrora época soviética. En otras palabras, sin la participación de Rusia, Ucrania no podría producir más que tanques y modelos antiguos que en el mundo de hoy son inoperantes, de ahí que el papel de Moscú sea determinante para entender la realidad de la industria militar ucraniana de hoy.

En este sentido, el director del Centro de Análisis del Comercio Mundial de Armas de Rusia, Ígor Korótchenko, aseguró que “Ucrania acabó con la industria militar de la URSS”. Sus afirmaciones se basan en el hecho de que tras obtener su independencia, Ucrania remató todas las reservas militares que heredó de la URSS desmantelando la industria y poniendo en venta el armamento a países del tercer mundo para alimentar las guerras que allí se libran. Por esa razón, Ucrania no tiene armas para librar sus combates. Korótchenko agregó que “los negociantes ucranianos están detrás de cada gran conflicto en Oriente Medio, en la cuenca del Pacífico y en África”, razón por la cual, se han creado auténticas estructuras mafiosas para el comercio ilegal de armas (https://es.news-front.info/2017/10/13/ucrania-ha-vendido-todo-el-legado-militar-de-la-urss/). Sumado a los altos índices de corrupción y a los problemas de seguridad internos, varios de los investigadores de la industria militar y aeroespacial han decidido migrar a otras latitudes, fundamentalmente a engrosar las filas de las empresas de defensa rusas.

Tras su independencia en 1991, Ucrania obtuvo cerca de 2,4 millones de toneladas de misiles soviéticos, cohetes, bombas y balas, por lo que las municiones no caducadas ascendía a un 70% (https://publimetro.pe/actualidad/noticia-ucrania-y-su-historial-nuclear-20914). Debido a su miopía política, varios militares ucranianos respaldados soterradamente por el gobierno central iniciaron la venta de armas en distintas partes del mundo. Paradójicamente este hecho permitió que la industria militar de ese país no se derrumbara en su totalidad en los primeros años de la independencia.

00-51

Grandes contratos de exportación fueron llevados a cabo con países de África, Irak, India, Tailandia, China e incluso algunas naciones de América Latina. Sin embargo, todas las armas eran reductos de la época soviética, con lo cual, al acabarse las reservas, el gobierno ucraniano no pudo continuar con la producción a causa de la dependencia tecnológica con relación al gobierno ruso. En efecto, se estima que más del 70% de los suministradores de sistemas y accesorios de las empresas de defensa ucranianas se encuentran en Rusia (https://poderiomilitar-jesus.blogspot.fr/2014_05_16_archive.html), hecho que muestra una vez más el bajo desarrollo militar de Kiev y su inevitable subordinación en asuntos militares al Kremlin.

Las estructuras mafiosas cerradas operan en la mayor parte de los conflictos de la actualidad. Por esa razón, Ucrania se ha convertido en un mercado negro de armas que cuenta con la participación de personal del Servicio de Seguridad del país, altos funcionarios del gobierno y empresarios que realizan los suministros de manera clandestina. El papel del Estado central es colaborar en el ocultamiento de los acuerdos y en la negación de la existencia de un mercado que es más que visible. Dentro de las peligrosas actuaciones de empresarios ucranianos relacionados con el gobierno está la venta de armas a ISIS. Una investigación logró establecer que los misiles portátiles tierra-aire FN-6 fueron entregados por autoridades ucranianas. El material era trasladado de Ucrania a Turquía y luego transferido a Siria para ser utilizados por los terroristas (https://slavyangrad.es/2015/12/01/trafico-de-armas-desde-ucrania-hacia-el-isis/). Desde luego las autoridades de Kiev negaron cualquier vínculo con la venta de armas pero la realidad es que los rebeldes sirios cuentan hoy con armamento proveniente de ese país. Estas actuaciones se suman al tráfico de armas que ha involucrado a la élite ucraniana como la venta de sistemas de radar antiaéreo al gobierno de Sadam Hussein en el año 2000 o el envío de misiles de origen soviético H-55 a Irán y China.

00-52

Además de lo anterior, la entrega de misiles antiaéreos a ISIS no sólo se produce de manera directa sino además a través de la intermediación del gobierno catarí. En efecto, un grupo de hackers ucranianos conocido como CyberBerkut, logró revelar la compra de armas por parte de Catar al gobierno de Ucrania que tiene como destino final el grupo rebelde sirio (https://www.hispantv.com/noticias/siria/199360/catar-ucrania-pechora-isis-rusia). Lo irónico del caso es que las armas vendidas son de fabricación soviética y utilizadas por los terroristas en contra de Rusia que parece ser el único actor comprometido en la lucha contra ISIS. En efecto, según el informe, el gobierno de Estados Unidos tuvo conocimiento sobre el acuerdo económico y no se opuso en ningún momento. De esto se puede deducir que por omisión la Casa Blanca está permitiendo que los grupos rebeldes se fortalezcan y que la guerra en Siria escale a proporciones indeseables. Mientras tanto, el gobierno de Ucrania sigue comercializando en el mercado negro con armas de otra época que han estancado su desarrollo militar.

Ahora bien, los alcances de las negociaciones han sido tan grandes que Ucrania ha tenido participación en la asesoría para la construcción de misiles en Corea del Norte. Según Michael Elleman, del instituto de Estudios Estratégicos, los misiles utilizados en las pruebas realizadas por Pyongyang tenían como base motores RD-250 fabricados en la ciudad ucraniana de Dnipró (https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/ucrania-tienda-de-armas-ilegales-articulo-708026). Aunque un informe del periódico The New York Times sugiere que los motores pudieron haber sido comprados por empleados corruptos y llevados de contrabando a Corea del Norte por redes criminales (https://www.nytimes.com/2017/08/14/world/asia/north-korea-missiles-ukraine-factory.html), la realidad es que los mismos empleados del Estado están involucrados en las negociaciones así lo nieguen a través de Alexandr Turnichov, Secretario del Consejo de Seguridad y Defensa de Ucrania. Se estima que en la actualidad hay cinco millones de armas de fuego ilegales en Ucrania lo que se suma a la compleja red de venta que incluye toda clase de gobiernos y grupos que ponen en jaque la seguridad del mundo.

Ucrania se convirtió en un “supermercado” de armas pero no pensó en la renovación de su armamento. De la tercera potencia nuclear luego de la Guerra Fría, no queda sino un Estado corrupto que a través de sus militares vende las armas para caldear guerras en distintas partes del mundo. Las circunstancias muestran que sin la ayuda estratégica de Moscú, Kiev no tiene el potencial necesario para desarrollar su propia industria. Y a pesar de que la relación militar era de mutua dependencia pues varios de los artefactos rusos eran producidos en Ucrania, el conflicto desatado por causa de la independencia en las Repúblicas populares del este del país ha demostrado que el Kremlin puede continuar su camino sin problemas. En efecto, en Rusia ya se han comenzado a producir motores para el avión de entrenamiento Yak-130 que antes se producían en Ucrania. Este es tan sólo un ejemplo del poder industrial ruso. (https://es.rbth.com/cultura/technologias/2014/05/15/los_profundos_lazos_de_las_empresas_de_armamento_de_rusi_40075). Para Ucrania, por el contrario, será mucho más complejo reemplazar la ayuda que antes le otorgaba el gobierno soviético. Es claro que por sus propios medios, la limitada industria militar ucraniana no podrá obtener grandes avances al respecto. Cuando las reservas de las armas de la Guerra Fría se terminen, entonces el gobierno de Kiev estará desmantelado.

Quizás anticipándose a esa situación, la administración de Petró Poroshenko quiere buscar el ingreso a la OTAN a como dé lugar. Hace pocos meses la Alianza Atlántica reconoció a Ucrania como un aspirante oficial a tomar parte del organismo multilateral (http://www.europapress.es/internacional/noticia-otan-reconoce-oficialmente-ucrania-aspirante-alianza-atlantica-20180310173105.html). El ingreso de Ucrania a la organización sería catastrófico para la seguridad de Europa, pues los gobiernos occidentales tendrían un centro de operaciones en una antigua república soviética, con lo cual se estaría ejerciendo una amenaza directa a los intereses de Moscú. Si la ecuación se complementa con la venta ilegal de armas, entonces podría afirmarse que Ucrania significa un peligro inminente para aquellos estados que contravienen el modelo de occidente.

Si el comercio ilegal de armas sigue formando parte del panorama económico de Ucrania y si a eso se le suma la influencia y participación de capitales extranjeros y el respaldo diplomático de naciones como Estados Unidos, el delicado equilibrio de la seguridad en el este de Europa podría ponerse en riesgo. Es claro que por sus propios medios Ucrania no puede tener una industria militar y mucho menos aeroespacial desarrollada, razón por la cual está interesada en firmar acuerdos de cooperación con países que le permitan tener un nuevo protagonismo en temas de defensa y al tiempo busca financiarse a través de actos ilegales.